Acidez y el abuso de antiacidos

4

La acidez se da cuando el organismo no logra digerir el alimento, los mismos ácidos gástricos que son responsables de procesar aquello que comimos se vuelven en contra.

Para sanar estos síntomas es muy común recurrir a un medicamento de venta libre: los antiácidos. Pero es necesario tener en cuenta los riesgos que genera el consumo excesivo y por fuera de las recomendaciones de los médicos, bien utilizado es muy seguro pero su abuso puede ser muy peligroso aún para un medicamento de venta libre. 

El antiácido no cura, simplemente ofrece una capa protectora, pero muchas veces el estómago sigue produciendo ácido porque identifica un problema y puede ocasionar consecuencias graves como úlceras, hemorragias, infecciones; también pueden provocar problemas óseos y problemas en la absorción de ciertos nutrientes, así como afecciones en la microbiota. Los antiácidos tienen distintos principios activos como el magnesio, calcio o bicarbonato, cada uno de estos puede generar efectos adversos diferentes. 

La mayoría de los antiácidos se usan de manera episódica, cuando hay fuerte acidez por exceso de comida o al ingerir alimentos irritantes y por estrés; si tiene acidez toma el antiácido, se alivia y ya, es una sola toma. Ahora bien, si se trata de algo frecuente, es necesario consultar al médico, el primer cambio siempre será dietario, la eliminación o reducción de ciertos alimentos acidificantes y en caso de utilizar un antiácido deberá ser controlado por el profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here