Primeros auxilios enaccidentes de tránsito

Se acuerdan hace ya un tiempo les contaba que me llamó una mujer desesperada poseedora de una yegua “Danna”, que querían sacrificar por una fractura que no podían curar. Estaba infectada, tenía un queloide (cicatriz exuberante), mucho dolor y no se podía mover. Hacía semanas le daban todo tipo de antibióticos y demás medicamentos y no mejoraba. Vamos con homeopatía a ver si podemos le dije para tranquilizarla. Y pudimos. Luego de un tratamiento con unas gotas de medicamentos elegidos de acuerdo a un estudio homeopático la yegua mejoró notablemente, pudo no sólo caminar, sino trotar y hacer una vida normal. Este año tuve la alegría de saber que tuvo cría y había nacido su hija Danesa. Danna y la hija Danesa. Quedamos en contacto con María Inés, su dueña. Ayer me llama desesperada porque a su perro Coco, lo atropelló un auto y está internado en Pilar. Si había algo homeopático para darle. Por supuesto: ARNICA. El gran remedio de los traumatismos. Hay que tenerlo en el botiquín. Es mágico. Trabaja sobre los tejidos blandos, músculos, tendones, ligamentos, piel, subcutáneo. Elimina hematomas, ayudando de esta manera a la recuperación. Es analgésico. Con cuatro hijos como tengo y ahora con mis dos nietas, había un frasco en cada habitación y ellos ya sabían. Golpe, a tomar árnica. Mis nietas dicen el remedio del abuelo. Por suerte Coco está mejor. Bien atendido en la internación, son suero y calmantes y sobre todo reposo. Porque en estos casos donde no se sabe si hay fracturas o posibles hemorragias internas, el reposo es fundamental. RX, ecografías, análisis y una buena revisación clínica. Hoy se sabe que tiene una fractura de cadera, que tuvo coágulos en la vejiga (el árnica lo elimina rápidamente). Van a tener que operarlo y para ello hay remedios para que la cirugía sea menos cruenta, los tejidos se recuperen más rápido y luego esa fórmula de Fracturas con Calcarea Phospórica y otros remedios que ayuden a soldar lo más rápido posible. Fue uno de los remedios que le dimos a Dana, que cuando no se creía que se pudiera consolidar, se curó perfectamente. Este caso me trajo el material para escribir este artículo. Los accidentes de autos en los perros y gatos. Lamentablemente en algunos lugares tan frecuentes. En las rutas por la velocidad generalmente son fatales, pero en las ciudades muchas veces no. Primero la prevención.
Los perros salen a pasear con sus dueños con correa y una chapita con el número de celular por si se pierden. Se pueden asustar, un perro agresivo, la explosión de un petardo. Sale corriendo asustado, ¡cruza la calle y PUM!!  Puede ser un golpe con el paragolpes en un costado. O que lo arrolle pisándolo o si tiene suerte sólo haciéndolo girar como si fuera un rollo de heno. Lo primero que debemos hacer es calmarlo, ponerle la correa para que no se escape. Va a estar muy asustado. Tal vez el dolor todavía no aparezca y debemos inspeccionarlo para ver si hay alguna herida. Si puede moverse y pararse fijarse si puede caminar despacio y si apoya todas las patas o levanta alguna. Si no se pudiera levantar o grita cuando lo tocan o mueven. Si hubiera algún veterinario cerca que lo vea y le inyecte un calmante. Se trasladará en algo duro, una madera, una puerta vieja, algo que sirva como camilla. Puede tener lesiones en la columna que no hay que agravar o hemorragias internas. Lo tiene que ver un colega lo más rápido posible para que lo evalúe. Si en el botiquín tienen árnica, ya mismo le dan cinco gotas o glóbulos.
Recuerdo hace unos años en mi veterinaria vinieron a vacunarse dos Golden, madre e hija. Al salir se le escapó de la correa la cachorra, cruzó la calle y la atropelló un auto cuando las dueñas (madre e hija) gritaron y salieron a auxiliarla, dejaron sola a la madre que también cruzó y la atropelló un camión. Un desastre. Por suerte a la madre el camión sólo la revolcó y más que el susto y algún magullón no tuvo, pero la hija tenía una pata que no apoyaba y estaba dolorida. Luego supimos era una fractura de fémur. Es un caso que subí a mi Instagram, lo pueden ir a buscar allí. @homeovetmunoz.  En estos casos y sobre todo en cachorros no hace falta hacer nada, ni operar, ni poner yeso o férula. Sólo reposo. El mismo dolor la va a tener quieta. Los remedios homeopáticos: árnica, formula fracturas y el Dr. Tiempo van a hacer el resto. Las dueñas estaban desesperadas y querían operarlas o hacer cualquier cosa para que se curen. A veces la culpa que se echan encima hace esto. Por suerte las pude contener, aquí el veterinario es el que tiene que mantener la calma. Les dije que no se preocupen que en un año no se iban a acordar de qué pata era la lesionada. Efectivamente, hace poco las vi, para su control anual y vacunas y están perfectas las dos y no se acuerdan cual era la pata fracturada.
Recordar siempre la máxima de Hipócrates “Primo no noccere” lo primero es no dañar. A veces en estos casos, sólo con reposo y la medicación adecuada, la naturaleza hace el resto. Lo importante es no interferir. No poner férulas y no operar cualquier fractura y darles siempre sus remedios homeopáticos de emergencia. 

Será hasta la próxima. Salud y Alegría.  

Por MV. Jorge S. Muñoz / Médico veterinario homeópata
Atendemos días Martes y Sábado por la mañana.
Turnos al 114420-4998 y 4632-3558
homeopatia5@gmail.com | F Y I: @homeovetmunoz

Autor

Artículo anteriorNueva Era… Viejo Paradigma
Artículo siguienteTips para tener piernas tonificadas sin celulitis

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!