La gripe gatuna!!!

Como todos los años para esta época comienzan los casos de gripe, también llamada Influenza. Nos pasa a los humanos y también a los gatos. La gripe gatuna se llama Rinovirosis y por suerte tiene un origen viral diferente de la nuestra.
La palabra gripe, viene del francés grippe y significa «agarrar». En la antigüedad se decía «este año le agarró o no le agarró», se engripó o no se engripó… También se llama Influenza que significa «fluir hacia adentro». Es algo que uno le mete a otro dentro (de ahí la palabra influir) en este caso virus. Sea como fuere todos los años nos tiene bastante preocupados y los medios se encargan de agravar todo mucho más, porque influyen bastante y uno termina muy asustado. Y como de nuestros amiguitos felinos no se acuerda nadie, voy a informarles lo que les pasa. Si bien los virus de su gripe son diferentes, la forma de contagio es la misma. Un gato enfermo, estornuda y elimina millones de virus, que van por el aire, y otro minino que por ahí andaba al inspirar se lo mete dentro, es influenciando y termina con influenza. Los síntomas son parecidos a la gripe humana: Ojos irritados y llorosos, congestión nasal con moco y dolor de garganta. Además en algunos casos especiales, aparecen una ulceritas en la lengua que son muy dolorosas y hacen que nuestro gatito no quiera comer. También como nos pasa a nosotros, la gripe felina es peligrosa en los gatitos muy chiquitos y en los viejitos. En ambos casos puede ser mortal y hay que extremar los cuidados. Como es producida por virus, los antibióticos no hacen nada y no deben de ser usados. Sí se usan elevadores de defensas y vitaminas y en algunos casos algún descongestivo. Debo advertir que los gatos son muy sensibles a los medicamentos y pueden intoxicarse con facilidad. Hay muchos remedios que le son vedados, porque pueden ser peligrosos. Una simple aspirina puede matar a nuestro pobre gato. Es por ello que no deben medicar por su cuenta y siempre consultar con su veterinario antes de darles nada.
Los homeópatas trabajamos como siempre desde el enfermo y sus síntomas y los medicamentos que prescribimos salen de esos síntomas. Si llora mucho o los síntomas congestivos son los predominantes, si el moco es transparente o amarillo o verde, el remedio cambiará. Si no come y tiene dolor en la boca. Si el animal está muy nervioso y va de un lado al otro irritado, o por el contrario está muy caído, y busca compañía. Se volvió muy mimoso de repente, porque está asustado y se siente mal… En fin que cada caso es diferente y por lo tanto recibirá un medicamento homeopático diferente. Algunos serán Pulsatillas, otros Kali bicromicum, aquellos Nux vómica, estos Lycopodium, o Allium ceppa. Los más graves tal vez Mercurius o Kreosotum. Tal vez algún Apis o Rumex. Y así puedo seguir por un rato largo. Es que hay muchos remedios para la gripe, pero uno solo para cada enfermito.
También existen los llamados Nosodes o Bioterápicos, que son como vacunas. Están elaboradas con material infeccioso. En humanos hay uno que se llama Influenzinum y para los gatitos lo hemos llamado Nosode Respiratorio Felino. Sirve para aumentar las defensas en los enfermos y para prevenir el contagio en los sanos. Es por eso que aconsejo darles el Nosode a todos los gatos para esta época del año y prevenir una infección. La mejor medicina es la preventiva.
Espero que pasen este invierno sin influenza de nadie, incluso la de los medios informativos y recuerden lo que Pitágoras les decía a sus discípulos. «Aprendan a desconfiar de todo lo que les dicen como verdadero, en especial lo que yo les estoy enseñando».

Hasta la próxima. Salud y alegría.
M.V. Jorge Muñoz /Médico veterinario homeópata

Autor

Artículo anterior«Par Biomagnético»
Artículo siguienteMedicina Ortomolecular – Una batalla al envejecimiento

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!