«Par Biomagnético»

Biomagnetismo Médico

593

El Biomagnetismo Medico es una asombrosa técnica medica con imanes de baja intensidad descubierta a partir de 1988 por el Doctor Isaac Goiz Durán, que a través del Par Biomagnetico en breves lapsos de tiempo consiguió eliminar microbios como virus, bacterias, hongos y parásitos. En el ámbito físico el Biomagnetismo equilibra el funcionamiento de las glándulas endocrinas, mientras que en el área emocional imprime un cambio de ánimo más positivo en la mayoría de los pacientes, liberando estrés y procurando un mayor vigor energético. Esta técnica médica también se aplica en desequilibrios  emocionales.

Al corregir distorsiones del pH (medida de acidez o alcalinidad) contempla el área bioquímica de la salud, pero al mismo tiempo involucra un ámbito biofísico, energético, electromagnético de la vida humana. El Biomagnetismo propicia diversos niveles de mejoría en una gran variedad de enfermedades, especialmente en aquellas crónicas, las de origen autoinmune y las de causas desconocidas.

¿En qué consiste?
El sistema consiste en el reconocimiento de puntos de energía alterados en el organismo humano que en conjunto provocan una enfermedad. Este reconocimiento se efectúa con imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo humano como si se tratara de un rastreo o escaneo Biomagnético. Una vez reconocidas y confirmadas dichas zonas en su potencial energético que corresponden a órganos y tejidos que sufren la distorsión, el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos durante 10 a 15 min a cada persona y generalmente los aplican en forma simultánea.

La enfermedad se localiza en el órgano o en el tejido en desequilibrio entre cargas positivas y negativas. Si se corrige la alteración iónica, desaparece el problema, ya que se retorna al punto de equilibrio. De esto se encarga el Biomagnetismo, gracias a su fuerza o energía de polaridad; la polaridad negativa es capaz de impactar a una carga patológica similar, los que se anulan al encontrarse con la carga positiva.

“A través de un completo rastreo bioenergético de todos los posibles pares biomagneticos del paciente, el terapeuta descubre aquellos pares que están infectados o en disfunción, luego coloca imanes comunes de potencia superior a 1000 Gauss, con la adecuada polaridad sobre estos puntos, empujando el exceso de cargas positivas contra las negativas que acaban neutralizándose, con lo que el pH tiende al equilibrio de un organismo sano. Esto es lo que el Dr. Goiz ha denominado como Nivel de Equilibrio Normal (NEN).

En consecuencia, al impactarse aquellos pares que soportan microorganismos o están en disfunción, se lleva al organismo a un estado óptimo de equilibrio que produce un ambiente muy inhóspito para estos microbios patógenos, los cuales no logran continuar reproduciéndose y perecen en lapsos muy breves de tiempo”.

El Dr. Goiz descubrió además que, en la mayoría de las enfermedades los microbios por poseer ADN se comunican a distancia inteligentemente a través de ondas electromagnéticas que portan información específica, mediante la cual estos gérmenes establecen determinadas alianzas que los potencian y fortalecen frente al ataque del sistema inmunológico del ser humano. El posicionamiento de los potentes imanes en los puntos clave que constituyen los pares biomagnéticos produce una gran interferencia de dicha comunicación entre los microorganismos.
El Biomagnetismo es complementario y compatible con la medicina oficial.

Dra. Angela Ana Riddell
Placido Gonzalez Nogueira
Técnico en biomagnetismo clínico
Presidente de la Asoc. Gallega de Terapeutas Biomagnetismo
Informes: (15) 5808-7060

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here