El estrés del gato

50

Las consultas por estrés en los felinos han aumentado tanto en estos tiempos de pandemia y de encierro, que merece un artículo sobre el tema. El distrés (sería el término correcto) se produce cuando la capacidad de stress es superada. Cuando uno tiene que hacer tantas cosas a la vez que no llega a hacer ninguna y se bloquea. A los gatos no les pasa esto de “hacer muchas cosas a la vez”, pero si por la bronca o desagrado a que le cambien las rutinas, que no se haga lo que ellos quieren, que no se encuentren felices en el lugar donde están. El gato es un animal al que le encanta “su” confort, necesita de “su” territorio propio, su misión es controlar que todo esté en “su” lugar. 

En estos días donde tenemos que quedarnos en nuestras casas, los mininos se preguntan ¿Qué le pasa que no se va? ¿Por qué no me deja solo como antes? La sola presencia de los miembros de su familia todo el día en casa es motivo de distrés. Entonces entran a tallar otras cosas, como la falta de espacio para su recreación, el tamaño de la bandeja sanitaria, el tipo de comida etc.  ¿Cómo me doy cuenta que mi gato está estresado? Tienen formas muy claras de hacérnoslo saber: Comienza orinando y defecando en cualquier lado, menos en su bandeja. Marca sus lugares con orina o con las uñas, deja de comer o come menos, muestra conductas agresivas repentinas, se lava compulsivamente. Hay ciertas patologías que pueden manifestarse con síntomas como granitos en la piel, picazón con rascado importante, diarreas, vómitos, fiebre. Es importante que sepan que el distrés crónico puede traer enfermedades algunas de ellas muy graves. Es por eso que debemos darnos cuenta y consultar lo antes posible con su veterinario de confianza. La homeopatía tiene grandes recursos para mejorar estos síntomas. No los suprimen bloqueando o escondiendo, sino logrando un equilibrio interno que al alcanzarse logramos que los síntomas desaparezcan. Debemos ayudar a mejorar su calidad de vida, hacer agradable su estar, darle el confort que ellos necesitan. Esto lo logramos aumentando la cantidad de bandejas sanitarias. Se dice que se necesitan tres bandejas por gato colocadas en diferentes lugares. Crear un ambiente estimulante, tanto física como mentalmente, con juegos, zonas sociales, colocando rascadores o cajas. Estos cambios lo vamos a producir de manera progresiva y sin forzar, dándole premios mientras aprende y se acostumbra a las nuevas situaciones. Si bien tenemos fórmulas antiestrés ya preparadas que nos ayudan en este proceso, es importante hacerle un estudio homeopático a cada gatito para darle su remedio de base, el que corresponde a sus características tanto físicas como mentales, para que ese equilibrio fortalezca y aumente el umbral estresante.  

Además de las causas que estuve enumerando que son las más frecuentes en estos días, hay otras importantes que se pueden dar: la incorporación de otro animal, sea otro gato o un perro; el nacimiento de un bebé; un divorcio o separación, la llegada de una nueva pareja del dueño o dueña; una mudanza (es una de las causas principales), la concurrencia al veterinario en forma reiterada. Para cada una de esas causas tenemos remedios específicos que van a prevenir problemas. Si se van a mudar, ya desde antes hay que darle una fórmula especial para mudanzas. Si tiene que ir al veterinario seguido lo mismo reforzando con feromonas en la caja de transporte. Hay ciertos tranquilizantes naturales como la valeriana que ayudan también en esos casos. 

Lo divertido de la homeopatía es que cada caso es diferente y por lo tanto tiene remedios diferentes. Mi pretensión con esta nota es que tomen conciencia de que el tema es grave, ya que luego de un distrés agudo fuerte o uno leve pero crónico pueden aparecer problemas graves como linfomas, peritonitis infecciosa felina (en gatos jóvenes), asma, bronquitis, enfermedades respiratorias, enteritis inflamatorias, gingivitis linfoplasmocíticas, gastritis etc. Enfermedades todas ellas, graves, crónicas que aparecen de repente casi sin explicación hasta que recordamos que 15 días antes hubo un episodio grave de stress. 

El gato es un animal inquieto y activo, sus instintos de caza permanecen, aunque vivan en un departamento, por lo tanto, tienen que tener un entorno sano, seguro y estimulante. es importante que este le permita desarrollar su comportamiento natural y fortalezca sus capacidades de adaptación, para que esté preparado para los cambios que puedan presentarse. En internet hay muchos ejemplos de cómo enriquecer un ambiente para gatos, con cajas, juegos, repisas etc. 

La homeopatía será un gran aliado a la hora de prevenir o de curar estos trastornos producidos por el estrés. Para estos casos la telemedicina, es decir el atender y estudiar homeopáticamente al gato se hace por internet, logrando que no haya distancias para poder brindar una buena atención homeopática.

Salud y alegría

Durante la cuarentena estamos atendiendo los días Martes y Sábado por la mañana. 

Solicitar turnos al 4632-3558

MV. Jorge S. Muñoz
Médico veterinario homeópata
homeopatia5@gmail.com   |   www.homeovet.com.ar
@homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here