GELSEMIUN – Tímido, indeciso y temeroso. Con paciencia todo lo supera.

Personalidades homeopáticas en animales

Gelsemium sempervirens, es una planta trepadora que se encuentra en América del Norte y Asia. Se utiliza en homeopatía para tratar una variedad de síntomas, incluyendo ansiedad, nerviosismo, temblores y fiebre. La personalidad de Gelsemium se describe como la de una persona que es tímida, indecisa y temerosa. Estas personas suelen tener dificultades para tomar decisiones y se sienten fácilmente abrumadas por situaciones nuevas o desconocidas. Es un excelente medicamento para tomar el día previo a un examen. Le quitará el temor, la ansiedad y le dará mayor seguridad para enfrentar ese examen. Ahora veamos cómo son los individuos Gelsemiun en animales.
El perro Gelsemium en la vida cotidiana puede ser un desafío para sus dueños. Estos perros pueden ser tímidos, reservados y tener dificultades para adaptarse a nuevas situaciones. También pueden ser propensos a la ansiedad y el nerviosismo, lo que puede dificultar su entrenamiento y su comportamiento. Sin embargo, con paciencia y comprensión, los dueños de perros Gelsemium pueden ayudarlos a superar sus miedos y a vivir una vida plena y feliz. Además de darle su remedio homeopático que lo equilibre, es importante proporcionarle un entorno seguro y estable. Los perros Gelsemium necesitan sentirse seguros y protegidos. Asegúrese de que su perro tenga un lugar tranquilo donde pueda relajarse y sentirse seguro. Introduzca gradualmente a su perro a nuevas situaciones.
No fuerce a su perro a enfrentar situaciones que le causen ansiedad. Sea paciente y comprensivo. Los perros Gelsemium necesitan tiempo para superar sus miedos. Si su perro tiene miedo de los extraños, haga que los extraños se acerquen a su perro despacio y con calma. Que no se acerquen demasiado rápido o de repente, ya que esto podría asustar a su perro. Si tiene miedo de los ruidos fuertes, que se vaya acostumbrando de a poco. Puede empezar reproduciendo ruidos suaves y luego ir subiendo el volumen gradualmente. Si su perro tiene miedo a salir a la calle, vaya de a poco por lugares y horarios poco transitados, luego lo llevará a lugares y horarios de mayor concurrencia. Si su perro tiene miedo de viajar, que lo haga poco a poco. Puede empezar por llevarlo a dar un paseo en coche corto y luego ir aumentando la duración de los viajes gradualmente. Darle su Gelsemiun en una potencia alta va a reducir todos esos temores.
Un gato Gelsemium puede ser muy tímido y reservado con los extraños. A diferencia de los perros, ellos se esconden fácilmente, literalmente “desaparecen” cuando llegan las visitas. Un gato Gelsemium puede ser propenso a la ansiedad y temblará por cualquier motivo de stress. Puede agitarse o temblar antes de una visita al veterinario o de una nueva experiencia. Un gato Gelsemium puede ser indeciso y lento para tomar decisiones. Puede tardar mucho en decidir si quiere salir a jugar o comer. A veces es cómico verlos actuar. Su falta de confianza y su indecisión producen a veces situaciones muy risueñas. Para los veterinarios homeópatas el conocer bien la personalidad de nuestro paciente es fundamental a la hora de elegir el medicamento que lo va a curar. Porque los Gelsemiun se enferman a veces. Y no pueden faltar los temblores. Tenga lo que tenga van a temblar. Cuando veo a un gato dentro de su caja de transporte en el consultorio y está temblando como una hoja ya tengo un 50% de certeza de que se cuál es su remedio. Otra característica importante es la falta de sed. No tienen sed. Raramente toman agua. Aquí tengo que hacer una aclaración. Si el animal come alimento balanceado seco que es salado probablemente tome agua, aunque sea de Gelsemiun pero en el caso de ingerir comida húmeda normal no va a tomar nada de agua aunque tenga fiebre o haga calor. Son muy sensibles emocionalmente.
Muchas veces la causa original de las enfermedades son temas emocionales importantes. Un susto, una pena, la muerte del dueño o de algún compañero de juegos, un accidente, una mudanza pueden ser la verdadera causa de sus padecimientos. Los nervios son un gran tropismo para los Gelsemiuns. Desde irritaciones, inflamaciones hasta parálisis. Esta es nuestra tarea como investigadores. Ir separando la maraña de síntomas, ordenándolos, descartando los banales y tomando los importantes que nos vayan revelando al remedio que los va a curar. 

Hasta la próxima, Salud y Alegría.

Por MV. Jorge S. Muñoz
Médico veterinario homeópata
Atendemos días Martes y Sábado por la mañana.
Turnos al 114420-4998 y 4632-3558
homeopatia5@gmail.com | @homeovetmunoz

Autor

Artículo anteriorEn un principio era el Ser
Artículo siguienteNUESTRO CEREBRO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!