Consejos útiles para disfrutar las fiestas!

102

Fin de año, las ultimas corridas a contra reloj, ¿Con quién paso las fiestas?, ¿Dónde?, ¿Qué llevo? Si, al final siempre pensamos en qué vamos a comer. Cuanto más abundante mejor. Somos capaces de comer livianito en el día para “guardar más espacio” y utilizarlo en la cena.

Devoramos todo lo que se encuentra a nuestro alcance, y ¿qué sucede al día siguiente? Nos sentimos pesados, y muchas veces nos preguntamos, ¿qué hicimos para estar así?

Comemos por la vista, todo entra por los ojos. Esa es la clave en donde tenemos que focalizar ya que realizando pequeños grandes cambios logramos platos livianos, vistosos y de un valor calórico reducido.

Es fundamental comenzar el día realizando las cuatro comidas diarias con sus colaciones correspondientes, esto evitara que lleguemos con apetito excesivo a la cena.

Elegir alimentos con gran aporte de fibras y mucho volumen son ideales. Bocaditos sencillos y rápidos de hacer, tomates rellenos de verduras, canapés con queso untable y tomates cherrys, pinches capresses… son una rica entrada para preparar.

Las ensaladas son nuestras grandes aliadas, preferentemente las de hoja, de todo tipo y color acompañadas de algún queso magro, tomates y hongos secos hidratados, condimentadas con ricas vinagretas (el limón, la pimienta y el aceite de oliva combina perfectamente con todas).  Su volumen genera saciedad sin sentirnos pesados. ¡Y no creas que nos olvidamos de la famosa ensalada rusa que no puede faltar en cualquier fiesta! Lo que te recomendamos es que utilices una mayonesa reducida en calorías, por suerte en la actualidad hay mucha variedad en el mercado.

También, es original y vistoso las picadas de vegetales: Bastones de zanahoria, apio, papa/ batata al horno o pencas de acelga. Los mismos se pueden acompañar de queso blanco descremado saborizado con alguna especie o con cebolla de verdeo. Esta opción aporta mucha fibra y un poco de proteína, totalmente apto para darle saciedad a nuestro estómago.

Si te gusta consumir carne, es preferible que elijas aquellos cortes magros donde pueda retirarse la grasa visible, lomo, cuadril, nalga, bola de lomo.

Date el gusto y no te quedes con las ganas de comer el pionono de la abuela, infaltables en estas fechas, o vitel toné.

En un plato tamaño postre selecciona aquello por lo que tanto esperaste sirviéndote así porciones más moderadas. De esta manera, disfrutas cuidándote sin lamentarte al día siguiente.

Otro dato importante, es aprovechar la cantidad de bebidas sin azúcar, con o sin gas que nos ofrece la industria, evitando agregar calorías innecesarias a las comidas. Una opción mucho más accesible, saludable y rica son las limonadas y naranjadas caseras mixeadas con frutas y servidas bien frías aromatizadas con alguna especie hinojo, jengibre o cardamomo.

¿El postre? ¡Una ensalada de fruta aprovechando todas aquellas de estación que están buenísimas! Recordá: Todo entra por los ojos, y… ¿Qué mejor que algo colorido como un arco iris?

Para ir cerrando, no te olvides que las fiestas son sinónimo de unión y alegría, que la comida es un medio y no un fin, todo lo que cocines va a resultar rico, porque cocinar es dar amor y si hay amor nada puede salir mal.

¡Y bueno, si te gusta cocinar, te propongo un budín súper fácil!

Karina Straus
Equipo New Garden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here