Las fiestas y consumo calórico

Qué comer y qué evitar.

119

Diciembre es un mes de múltiples celebraciones (Despedidas, Reuniones, Noche buena y Año Nuevo) y la mayoría de las veces éstas van acompañadas de excesos. En general la comida es el centro del encuentro por lo que en estos días nos permitimos comer y beber de más respecto del resto del año.

El cambio de hábito y los excesos de comidas y bebidas durante las fiestas pueden sumarnos entre 2 y 4 kilos más y no solo nos generan aumento de peso; sino que también al ser alimentos que no consumimos habitualmente, nos generan malestar y hasta intoxicación.

Las mesas navideñas son una tradición; así como mantenemos la tradición de Papá Noel que llega a estas tierras con su trineo y su abrigado traje colorado en esta calurosa época del año, también adoptamos la tradición del consumo calórico (turrones, garrapiñadas, budines, mazapán, confites y pan dulce; sumado las carnes grasas como lechón, cordero y asado acompañado de guarniciones calóricas). La realidad es que la navidad es una celebración religiosa pero aquí lo festejamos distinto.

Consejos sobre cómo cuidarnos,

qué comer y qué evitar:

• Es importante no saltear las comidas importantes el día de las fiestas, de este modo podremos controlar la porción en la cena.

• A la hora de planificar, debemos evitar la variedad. Cuantas más opciones tenemos en la mesa más difícil será controlar la cantidad porque queremos probar todo. Limitar a un plato, no es la última cena!

• Reducir la ingesta de alcohol y bebidas azucaradas. Debemos tener en cuenta que el valor calórico de las bebidas varía según la graduación alcohólica. Además, hay bebidas que tienen azúcar que suman otras tantas calorías más.

• Moderar el consumo de alimentos muy salados: fiambres, embutidos y snacks para evitar la retención de líquidos.

• No cocinar de más. Si sobra comida la podes congelar para que este no sea el menú de la semana.

• A la hora de cocinar es importante manipular en forma correcta los alimentos. Debemos mantener la seguridad alimentaria para evitar las ETAS (Enfermedades Trasmitidas por los Alimentos). Éstas muchas veces involucran a preparaciones con mayonesa casera como el vitel thoné, pionono, sándwiches y ensalada rusa. Evitar la refrigeración inadecuada, las comidas preparadas con excesiva antelación, y la contaminación cruzada (mezclar alimentos crudos y cocidos).

• Aprovechar el momento para el encuentro con otros evitando centrar la atención en la comida y la bebida.

Para concluir, la actividad física será necesaria para compensar los excesos y mantenernos saludables.

Lic. Maria Jose Suarez – MN 6920
Carrera Licenciatura en Nutrición.
Universidad Maimónides

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here