¿Cómo cuidar tu salud intestinal?

42

Cada vez escuchamos hablar más y más sobre la microbiota, pero… ¿realmente sabemos de qué se está hablando? La microbiota son nada más y nada menos que bacterias beneficiosas que viven en nuestro organismo (en este caso en el intestino) las cuales tienen un gran impacto en nuestra vida: ayudando en la digestión de alimentos a través de enzimas, en la absorción de nutrientes, manteniendo y mejorando el sistema inmunológico, evitando posibles alergias o sensibilidades alimenticias y preservando la mucosa intestinal. El intestino humano tiene billones de microorganismos los cuales son influenciados por múltiples factores como la edad, factores genéticos, factores ambientales, la dieta y la estructura de la pared intestinal de la persona, etc. Y esta combinación de factores crea un hábitat único que da forma a la microbiota.

¿Qué se necesita para cuidar y mantener nuestra microbiota saludable? Es fácil!: mediante la incorporación de PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS a través de los alimentos que consumimos a diario.  Pero… ¿Qué son y dónde los encontramos?

Los probióticos son microorganismos vivos que cuando se administran en cantidades adecuadas tienen un alto impacto en la salud de la persona, alteran el pH creando un ambiente desfavorable para el desarrollo de las bacterias patógenas evitando enfermedades, aumentan la función de la barrera intestinal y eliminan radicales libres. Los podemos encontrar en fermentos naturales como yogures, kéfir, miso, tempeh, chucrut, quesos y bebidas vegetales fortificadas con probióticos.

Los prebióticos son fibras que se encuentra en la mayoría de los alimentos de origen vegetal: granos enteros de cereales, avena, salvado de trigo, frutas deshidratadas, frutas secas, harinas integrales, frutas y verduras.

Ambos componentes forman una simbiosis perfecta! ¿A qué nos referimos con esto? Simplemente a que en la combinación es que se logra su óptima acción: los prebióticos estimulan el crecimiento de los probióticos (Lactobacillus y Bifidobacterium), recolonizando la mucosa intestinal y protegiendo al intestino de patógenos.

Para cuidar nuestra salud intestinal tenemos que llevar una alimentación variada, llenar de colores nuestros platos con frutas y verduras, y no caer en la monotonía de comer siempre lo mismo. Los alimentos procesados y los antibióticos disminuyen la cantidad de las bacterias beneficiosas. A su vez debemos ser conscientes con nuestra alimentación y procurar que la mayoría de nuestros platos sean alimentos naturales disminuyendo el consumo de alimentos ultra procesados dejándolos solo para ocasiones especiales y no para todos los días. Ser inteligentes a la hora de comprar nuestros alimentos, leer bien los rótulos, experimentar en tu cocina con nuevos platos e incorporar aquellos alimentos ricos en prebióticos y probióticos. La naturaleza tiene un poder curativo, aprovechémoslo.

Ensalada Colorida Pre y Probiótica:

Ingredientes:

  • 1 taza de hojas verdes lavadas y cortadas
  • ½ taza de zanahoria rallada
  • ½ taza de Tomates Cherry
  • 5 aceitunas verdes
  • Tofu/queso en cuadraditos Cantidad a gusto
  • 1 Pocillo de Arroz Integral Cocido
  • 2 cdas Chucrut

Mezclar todos los ingredientes y condimentarlo con una vinagreta casera (Integrar: 2cdas. Jugo de Limón + 6 cdas. de aceite de oliva + ½ cdita. de coriandro molido + 1 cda. de miel + sal a gusto).

Por Ariadna Silva
Equipo de Nutrición – New Garden

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here