Hacia adentro – Febrero 2020

27

Los injustos, los malos, esos que siempre esperan agazapados parecen no tomarse vacaciones, y siempre ahí prendidos, escuchamos sus noticias, pintadas siempre de tintes descoloridos, difusos. No comprendemos, no.  No nos cabe el cabeza y menos en el corazón, esas razones funestas que los sostienen, que nos dividen a nosotros también, nos llenan de enojos, nos sublevan.

Y nos convertimos en portadores de broncas, de pequeños odios cotidianos, y de grandes estados de desasosiego… que difícil ser nosotros, los “buenos”, los opinólogos, panelistas de WhatsApp, observadores de los medios.

¿Cómo parar me pregunto, cómo frenar la rueda esta? En estas cavilaciones estaba cuando leí a un señor de quien solemos publicar artículos: “La aceptación de lo que cambia evita el stress, es fundamental para el disfrute del instante presente y nos permite recordar que el tiempo de Dios es perfecto” así leí lo que escribió Fernando Malkún e inmediatamente lo relacione con el aquí y ahora. También recordé otra enseñanza: que por cada 10 personas hay 1 malo, 8 buenos y 1 neutral. Que sin el “malo” no tendríamos oportunidad  los “buenos” de accionar, de sacar lo mejor de nosotros, de aprender… Hasta comprender y así volvernos “neutrales” . Y ser neutral es entender que todo está bien, que cada uno vive su destino de aprendizaje, y que sólo podemos trabajar en nosotros mismos. Así de a ratitos, quizás podamos comenzar a aquietarnos, a bajar estas sensaciones… Casualmente, lo veo ahora, esta edición de febrero, se destaca por contener artículos de nuestros columnistas alineados con la idea del trabajo interior para modificar el entorno, para bien. Como tanto necesitamos.

A trabajar amigos, aquietándonos

Cecilia Andrada – Directora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here