Libertad de Elección

56

Un Nuevo Paradigma y Nuevos Significados nos atraviesan, pero el viejo paradigma aún está ahí afuera confrontándonos. Para poder elegir, debemos hacer un profundo cambio interior para recuperar el poder personal y poder ser parte de la elección

Es complejo hablar de la Libertad de Elección cuando todos creen tenerla y casi nadie la alcanza. Para tenerla es importante ser un individuo y estar en sintonía con la propia subjetividad. Cuando la individuación se produce da como resultado una personalidad integrada. Hay más certezas que dudas, uno elige sobre fundamentos sólidos, se sabe lo que se quiere, lo que se persigue y lo que se está dispuesto a sacrificar o arriesgar.

Cuando este proceso no sucede, la personalidad -llena de dudas, miedos, confusión y angustia- no se siente capacitada para tomar decisiones. Entonces comienzan a suceder muchos procesos negativos para la persona. La personalidad comienza a desintegrarse, la frustración, la impotencia y la confusión actúan como factores disruptivos que pueden conducir a desórdenes emocionales y trastornos de dicha personalidad.

Generalmente antes de que estas instancias vulneren completamente a la persona, como un acto de defensa o de superación, el sujeto se aferra a algo externo que le aporte seguridad, protección y que tome las decisiones no está pudiendo tomar. Esto puede hacerse por medio de una religión, un partido político, una secta. También un mentor, un jefe, o incluso una pareja puede cumplir este rol. Cuando uno no puede conducirse a sí mismo, necesita ser conducido por otros.

A partir de esta situación se acabó toda Libertad de Elección, porque se acaba de renunciar forzosa e inconscientemente a ella. Los poderes de control social saben esto, lo utilizan a su favor y lo promueven abiertamente a través de la ingeniería social.

Desde el poder centralizado se fabrican los medios para generar MIEDO. GUERRAS, TERRORISMO, ingeniería química aplicada a las masas y muchos fantasmas se enarbolan para ejercer MIEDO a la sociedad; para tomar sus derechos, libertades y bienes sin resistencia. Desde los MEDIOS MASIVOS de DESINFORMACIÓN, se promueve la ANGUSTIA, el RESENTIMIENTO y el PÁNICO, generando así más MIEDO e INSEGURIDAD.

La primera acción de los medios es presentarnos los PROBLEMAS que acechan a la SOCIEDAD, que, de otro modo no nos enteraríamos ni nos preocuparíamos por ellos. La segunda, es mostrarnos el DEBATE SOCIAL de estos PROBLEMAS, que de otro modo no nos enteraríamos, ni nos preocuparían, y la tercera mostrarnos la SOLUCIÓN, no la mejor, la ÚNICA, la de ellos. Esto podría funcionar si los PROBLEMAS, los DEBATES y las SOLUCIONES fueran reales, pero en la gran mayoría de las veces no lo son, se crean climas sobre los miedos, angustias e inseguridades de la sociedad.

A todo esto, debemos sumar la “PROPAGANDA” que actúa sobre el inconsciente de la sociedad, generando más CONFUSIÓN y POLARIDAD:  grupos sociales y bandos comienzan a polarizarse y se radicalizan generando confrontación y división hacia una ruptura del tejido social y sus valores esenciales que concluye en PSICOSIS SOCIAL. Shock Traumático Colectivo por Estrés Social.  Esto es parte del desequilibrio ecológico que aqueja a la humanidad.

El desequilibrio ecológico, la patología social y la crisis existencial del hombre contemporáneo no son más que la cara oscura del fenómeno humano que aún no alcanzamos a comprender. El Nuevo Hombre/Mujer debe romper la telaraña en que nos atrapó esta Matrix de poder. 

Recuperar nuestra Libertad de Elección Consciente es imprescindible y urgente. Cada elección hace al Equilibrio Ecológico y tiene efecto sobre el entorno y el medio ambiente, a la corta o a la larga cada elección nuestra, nos alcanza y nos devuelve su resultado.

Ignacio Conde
iconde@boti-k.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here