Hábitos saludables para combatir la obesidad infantil

1

La obesidad es una enfermedad, y está declarada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como pandémica.   En el mundo, más de 800 millones de personas viven con obesidad. Y muchas más se encuentran en riesgo de padecerla. Se calcula que en argentina el 66.1 % de la población adulta vive con sobrepeso. 

Y entre la población infanto -juvenil la prevalencia es del 41.1%. Y algo similar ocurre con nuestros vecinos que según un estudio “un 51% de los chilenos declara haber subido de peso en la pandemia, siendo solo superados por Brasil con un 52%”. 

En cuanto a la obesidad: la proporción de argentinos adultos con obesidad pasó de 20,8% a 25,4%, prácticamente un incremento del 25%, datos que arrojaron en 2013 y 2018 las III y IV Encuesta Nacional de Factores de Riesgo del Ministerio de Salud de la Nación.  Aun antes de haber atravesado la pandemia de la Covid 19.  

Hoy las alarmas suenan, y son los niños quienes están en riesgo; malas elecciones alimentarias y sedentarismo, se amalgaman en un coctel que será la puerta de entrada a enfermedades derivadas de la obesidad, como diabetes, problemas cardiovasculares, hipertensión, mal desarrollo esquelético, hígado graso y hasta algunos tipos de cáncer; si no se toma conciencia. 

Se sabe que la comida hecha en casa va siendo reemplazada por comida ultra procesada. La comida ultra procesada tiene alto contenido en grasas, azúcares y sodio… Si tu comida viene en bolsas etiquetadas o procede de una caja, algo tenés que cambiar. 

Buenos hábitos para una vida saludable

•Comer en familia.

•Tener horarios ordenados de comida.

•Hacer algún tipo de actividad física todos los días.

•Comer 5 porciones de frutas y verduras al día.

•No al libre acceso en casa de alimentos ultra procesados:  ricos en grasas saturadas, azúcares y sodio.

La ley de etiquetado frontal aportará información al alcance de la mano, pero somos los consumidores, los adultos responsables, quienes debemos tomar conciencia de los alimentos que brindamos a nuestros niños. Nos alimentamos para vivir, crecer y prosperar. Y recuerden: “sustancia alimenticia”, no es lo mismo que “alimento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here