Personalidades homeopáticas en animales: Veloces, afectuosos, altos y friolentos… son los Calcárea Phosphórica

7

Hoy le toca el turno a nuestro animal de Calcárea Phosphórica que será de cuerpo delgado y estatura alta. Cuando cachorro tuvo un crecimiento acelerado. Un modelo sería el Galgo. Por eso hay que cuidar mucho de sus aplomos. La alineación de sus patas y articulaciones. Se utiliza en potencias bajas junto con las otras calcáreas para mejorar el crecimiento en los cachorros, tanto en gatos como en perros. El fósforo de su molécula, al diluirse y dinamizarse, le proporciona esa impronta de la bondad. Son animales bastante cariñosos y sociables con la gente y otros animales, pero, solamente con los conocidos. Su timidez lo hace ser arisco con extraños, hasta que entra en confianza. Sus largas patas lo hacen un corredor nato. Se confunde mucho con sus primos los “Phosphorus”. Velocistas de carreras cortas, porque pronto se quedan sin “aire”. Poca resistencia, pero cuando corren vuelan. Son inquietos y ansiosos, quieren todo ya. Hiperactivos, se la pasan corriendo todo el tiempo. En el parque con otros perros, lo verás recorriendo el lugar a toda velocidad, haciendo esquives y cambios de dirección. Pero esto durará poco y volverá con la lengua afuera pidiendo agua. Se le acabó el combustible. Sumamente friolentos, buscan el calor en todas sus formas. Adoradores del sol, incluso en verano. Pegados a las estufas en invierno. Los gatos son de los que se queman los bigotes con las hornallas de la cocina. En general son mimosos y dulces, pero cuando se enojan – que lo hacen de vez en cuando- se verán sumamente irritables. Cuando lo contradicen o lo sacan de sus cosas, se van a “enchinchar”. Cuando está enfermo, se aísla, quiere estar solo, que no lo molesten y mejor dejarlo así porque se va a irritar mucho.

El elemento fósforo también le dará ese “ímpetu” sexual tan característico. Un aumento del deseo que en las hembras llega casi a la ninfomanía. Aunque tambien en machos, generando algunas situaciones incómodas.

Habrá que cuidar su aparato locomotor. Sus patas y articulaciones serán su tendón de Aquiles, por eso conviene darle suplementos especiales en la comida y su remedio de base que los vaya equilibrando. El aparato digestivo también es sensible. Diarreas de todo tipo que los debilitarán. El cachorrito de Calcárea Phosphórica, además de notarse su rápido crecimiento, será el más alto de la camada, tiene como característica que rechaza la leche materna, lo que lo transforma en un gran problema. Es maravilloso ver como simplemente dándole unas gotas de su remedio hará que se prenda nuevamente a la teta de la madre y vuelva a chupar la leche con naturalidad. El fosfato de calcio es el componente principal de los huesos, por lo que Calcárea Phosphórica será un excelente remedio como complemento en la reparación de fracturas óseas. Recordando algo importante. Debemos diferenciar a la molécula de fosfato de calcio que es materia, que actúa químicamente, con la Calcárea Phosphórica, que diluida y dinamizada millones de veces es energía y solo actuará estimulando centros vitales para restablecer la homeostasis perdida. Recuerdo a Rocco un perro de raza Dálmata, grandote y fuerte. Lo conocí ya de grande, pero me cuentan que de cachorro era flaco y andarín, inquieto y juguetón. Ya de mayor y cuando lo vi por primera vez, tenía problemas de articulaciones y de columna, el dolor lo paralizaba y ese impedimento a correr y jugar lo ponía de muy mal humor. Friolento de estar pegado a una estufa o tomar sol con 30 grados, de buen carácter mimoso y muy pegado a su dueña. Ahora que estaba enfermito, se apartaba y quería estar solo, que no lo joroben. Al repertorizar sus síntomas caracterológicos, saltó inmediatamente Calcárea Phosphórica como “su” remedio. Se lo di a una potencia alta de 200 y al poco tiempo ya estaba nuevamente con su carácter afectuoso y juguetón de antes. La gente te dice, me devolvió al perro que era. Es la famosa homeostasis o equilibro restaurado. Como si el medicamento homeopático bien elegido tocara el botón del “reset” en el organismo. La homeopatía nos sorprende día a día. Me despido hasta la próxima con salud y alegría. 

 MV. Jorge S. Muñoz

Médico veterinario homeópata

Atendemos días Martes y Sábado por la mañana.  

Solicitar turnos al 114420-4998 y 4632-3558

homeopatia5@gmail.com   |   www.homeovet.com.ar

@homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here