ESPIRULINA y el TE VERDE

184

La espirulina es un alga, alimento utilizado como una fuente dietética de proteínas, de vitaminas B y de hierro. También se usa para la pérdida de peso, aumentar la energía, el metabolismo y para mejorar la digestión. En el último tiempo la espirulina se convirtió en el suplemento de moda y el más elegido por celebrities internacionales tales como Miranda Kerr, Gwyneth Paltrow y Oprah Winfrey para estar sanas y en forma. Los nutricionistas la recomiendan por su riqueza en clorofila, vitamina B, Omega 6, betacarotenos y minerales como calcio, hierro, magnesio, manganeso, potasio y zinc. Ideal para complementar dietas vegetarianas. Previene enfermedades y aumenta las defensas También mejora la flora intestinal y previene las infecciones intestinales. Y obviamente resulta una ayuda importantísima para bajar de peso y estar en excelente forma. El té verde, en cambio, se hizo popular mucho tiempo antes. Sus componentes activos a los cuales se les ha atribuido los efectos sobre la salud son las catequinas polifenólicas. Una de las principales es la galato de epigalotocatequina (EGCG) que también posee importantes efectos antioxidantes. Además, contiene diversos fitoquímicos. Es decir, el té verde también es un elemento natural de alta calidad, una potente fuente de nutrientes, proteínas y antioxidantes. Se le han concedido múltiples beneficios como, por ejemplo, la mejoría de la astenia (falta de fuerza física o muscular), de la celulitis y del sobrepeso, entre otros.
Té verde y espirulina: Juntos somos más
La asociación de ambos ingredientes bioactivos en un mismo producto permite potenciar sus efectos para lograr una silueta ideal, disminuir la celulitis y prevenir ciertas enfermedades. Tanto la espirulina como el té verde pueden consumirse naturalmente: en polvo en el caso de la espirulina o como infusión, en el caso del té verde. Pero, en el primer caso, como el alga tiene un olor muy fuerte y algo desagradable, es necesario mezclarla con jugos de frutas o vegetales.
Por el lado del té verde, son 6 las tazas diarias -como mínimo- que habría que consumir para que cumpla el efecto deseado. Ambas ingestas de ese modo son poco prácticas. Actualmente existen en el mercado, productos que combinan espirulina y té verde en una sola cápsula y que son de práctica y fácil ingestión. Son de venta libre en farmacias y dietéticas y contienen la dosis justa diaria y necesaria para mantenerse en forma además de sanos.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here