Una forma natural de bajar el estrés y la ansiedad

23

En la naturaleza existen plantas capaces de controlar la ansiedad, la tensión nerviosa, ayudarnos a vencer el insomnio y relajarnos para mejorar nuestra vida. Intento rescatar las más comunes y fáciles de conseguir.

Tilo: Es tan común el uso del té de tilo, como el dormir bajo la sombra del árbol florecido, para calmar los nervios. Las flores de los tilos son mejores cuanto más viejos son los árboles. En Europa algunos tilares rondan los 500 años y es de estos añejos tilos que se recogen las mejores flores. Es amigo de pequeñas molestias nerviosas. Sabrá distender suavemente y devolverá su buen humor.

Valeriana: Es una de las hierbas más efectivas contra el insomnio nervioso y la ansiedad causada por el estrés, provoca un relajamiento general, porque además es circulatoria, antiespasmódica y ayuda a descansar cuando no encontramos posición para nuestro cansado cuerpo. Permite combatir desde calambres hasta cólicos intestinales y del útero. Una investigación demostró que la valeriana es el mejor relajador natural del tracto digestivo, seguido de la manzanilla, crataegus, pasionaria, lúpulo. Crece cerca del agua y en los bosques claros. Se la conoce desde la Edad Media; se utiliza toda la planta. Se la recolectará de plantas en su segundo año de vida y durante el otoño. Se la conoce como “hierba de los gatos” debido a que a todos los felinos les encanta, los embriaga. Son capaces de permanecer cerca de ella por un buen rato, disfrutando de un paraíso artificial. Esta planta proporciona a la mujer vigor, vitalidad, fuerza y alegría.  Para inducir a un sueño reparador tomarla antes de acostarse. El mejor formato actual para consumirla es en comprimidos.

Melisa o Toronjil: usada desde la antigüedad contra los estados de angustia. La medicina árabe la consideraba un “cordial”, es decir una ayuda para el corazón y calmar las palpitaciones. En el Medioevo se decía que “rejuvenece, fortalece el cerebro, combate el decaimiento y la caída del cabello. Tiene la admirable propiedad de alegrar y confortar el corazón. Tiene actividad antiespasmódica, estomacal y tónica. Se la ha recomendado contra el insomnio, dolor de cabeza, cólicos, ataques de asma. Es el mejor sedante y tranquilizante natural. Crece en los jardines como enredadera y es aromática. Pero sus acciones no terminan aquí, pues además de calmar el dolor de muelas en buches, y lavar los párpados cuando la vista está inflamada, con ella se hace la famosa Agua de las carmelitas, que ya paso a darles la receta:

Agua de las carmelitas: 

Hojas de melisa 50 gr. 

Cáscara de limón seca 10 gr.

Nuez moscada 5 gr.

Clavo de olor 5 u.

Se deja en maceración en alcohol de cereales (400 cm3), durante nueve días por lo menos, luego se filtra con un papel de filtro y se guarda para tomar por gotas cuando es necesario. Es sedativa, calmante, euforizante, ideal para desmayos, ataques, nerviosismo, histeria, susto, angustia. Pueden agregarse unas gotas a otras tisanas.

Baños:Agregada al baño de inmersión, acompañada de excelentes aliadas como Menta, Violetas, Romero, Lúpulo, Lavanda, Tilo y Manzanilla. Para sentirnos como nuevos. También podemos utilizar las esencias. 

Lavanda: Bolsitas relajantes

Colocar partes iguales de lavanda, manzanilla, lúpulo y eneldo semillas, en una tela de 20 por 20 cm que permita que pase el aroma. Colocarla entre la funda y la almohada. Si le agrada se le puede agregar gotas de esencia de LAVANDA. Además de dormir perfumados, lograremos hacerlo mejor y más pronto. 

Citronella: Si disponemos de algo más de tiempo que para un baño corto o una ducha, también podemos probar las virtudes y el buen aroma de la citronella, en el té o en el baño. Esta planta semejante a las hojas del gladiolo, es muy popular en la zona de la mesopotamia y en el Paraguay donde se la conoce como Cedrón paraguayo, es muy aromático y tiene excelentes propiedades: relaja, desinflama, descansa. Hasta aquí la primera parte, nos quedan tés especiales, secretitos y otras hierbas que dejamos para la próxima. Una invitación al sueño reparador y al descanso, para amanecer con la energía necesaria para enfrentar y disfrutar la vida<

Mirta Nora Bogado – Heborista

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here