Perros y gatos ARSENICUM ALBUM

18

Siguiendo con nuestra lista de personalidades de la materia médica homeopática, hoy le toca a Arsenicum Album. Como ustedes podrán sospechar el Arsénico es un veneno, pero como tantos otros venenos que tiene nuestra materia médica, al estar diluidos millones de veces, pierden totalmente su acción química, es decir su toxicidad, pero mantienen su poderosa energía. Cuando están bien indicados, es decir que se corresponden con un individuo que está vibrando en la frecuencia del medicamento, logran restablecer el equilibrio perdido (la enfermedad) logrando la tan ansiada salud. Los animales que se corresponden a este medicamento tienen ciertas características que los individualizarán. Físicamente delgados, avejentados, con aparición precoz de pelos blancos, mayormente en sus trompas, tendrán un aspecto como si estuvieran débiles y deshidratados. Tristes, ansiosos, agitados. La ansiedad es una característica que no puede faltar en nuestro pacientito de arsenicum. Siempre temerosos, mirarán a todos lados buscando el peligro. Es un miedo interno. Es como que presienten que le va a ocurrir algo tremendo. Tal su ansiedad. Buscan la compañía de sus dueños para no sentirse solos, pero son a la vez desconfiados, por lo que no se entregan al 100%. No les gusta que los toquen y mucho menos que los consuelen, cuando se los vea tristes. Se irritan y se van. Son terriblemente inquietos, no pueden quedarse quietos. Como aquellos chicos que nuestras abuelas decían “nene, tenés lombrices que te movés tanto todo el día”. Son friolentos, por lo que buscan calor en todas sus formas: sol, estufas, mantas. Cuando están enfermos se los nota muy deprimidos, incluso a veces totalmente postrados, pero alguna parte de su cuerpo estará en movimiento: patas, cabeza, incluso los dedos o la boca. A veces gimen lastimeramente. Tienen actitudes frente a la enfermedad que asustan mucho a sus dueños. Vómitos y diarreas serán algo común en su vida. Todo parece caerles mal. Son de esconder cosas. Sus juguetes, su comida que entierran. ¿Es un síntoma de avaricia? Puede ser. Así está descripto en los humanos que pertenecen a este medicamento. Es un animal sumamente escrupuloso, metódico, casi fastidioso. No va a comer ni beber, si sus recipientes no están limpios Los gatos no irán a su bandeja para orinar o defecar si no está perfectamente limpia. Es un maniático del orden y de la repetición de sus actos. Son esos perros que están acostumbrados a salir a pasear a las 8 de la mañana, si no los sacan a esa hora, estarán inquietos, llorosos, ladran, dan vueltas, nos hacen saber que es su hora de salida. Lo mismo con los horarios de la comida. Son realmente fastidiosos en ese sentido. Si cambiamos el orden de sus recipientes de bebida y comida, se enojarán y serán capaces de volcar el agua o arrojar con su nariz el plato de comida, con enojo. Lo mismo harán los gatos de arsenicum, no comerán si los platos están fuera de su lugar y los correrán con sus patas delanteras, maullando sin cesar hasta que se corrija ese desorden. Las personas de arsenicum son aquellas que no toleran que un cuadro esté torcido, o las sábanas no estén perfectamente dobladas sobre las frazadas en la cama. Se pueden estar muriendo en su lecho, pero repararán y protestarán por estos detalles. Los gatos, sobre todo, que son de por sí muy territoriales y conservadores, no se adaptarán a las mudanzas o cambios en el mobiliario de la casa. No toleran los cambios. Físicamente son individuos delgados, a pesar de comer bien. Muy sedientos, pero con la característica, debida a su ansiedad, de tomar agua de a traguitos durante todo el día. Van cien veces al bebedero a tomar solo un traguito de agua. Si el agua se calienta, en esos días veraniegos de mucho calor, no la van a tomar. Prefieren el agua fría. Su inquietud se refleja hasta cuando duermen, ya que se mueven, gimen, como si tuvieran pesadillas. Para ellos el movimiento constante es su normalidad. Ya dijimos que los vómitos y diarreas son sus trastornos preferidos y el remedio hará maravillas en estos casos. Es increíble como con solo unas gotas del medicamento que les corresponde responderán inmediatamente cesando sus trastornos. Son muy sensibles a alimentos en mal estado que los afectarán mucho más que a los otros animales. Lo mismo con los viajes. Cerca del mar, debido tal vez al iodo del aire, su ansiedad se incrementa. La piel, los órganos digestivos y respiratorios serán sus blancos preferidos para enfermarse. En los viejos perros y gatos de arsenicum habrá que controlar bien sus riñones, que es un blanco importante de sus trastornos. En fin, estos pacientitos ansiosos, vomiteros, conservadores en sus costumbres responderán perfectamente a “su medicamento”: Arsenicum Album.  Una curiosidad. Mirando al microscopio los microcristales del arsenicum veremos que estos están perfectamente alineados y colocados simétricamente. En cambio, los del azufre, son un verdadero caos, tal cual es la personalidad de Sulphur, como ya vimos hace unos meses. Se corresponde su disposición química con la personalidad homeopática que les corresponde.

Como siempre me despido hasta la próxima con salud y alegría.

Atendemos días Martes y Sábado por la mañana.  

Solicitar turnos al 114420-4998 y 4632-3558

MV. Jorge S. Muñoz

Médico veterinario homeópata

homeopatia5@gmail.com   |   www.homeovet.com.ar

@homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here