Las semillas de chía como la llave de una alimentación saludable

12

Para alimentarnos de manera saludable, debemos estar atentos a nuestros hábitos, es vital proporcionar al organismo los nutrientes que necesita. Una alimentación saludable tenderá a regular los niveles de colesterol del organismo sin necesidad de recurrir a medicamentos. Una ingesta baja en grasas y rica en omega-3, acompañada de actividad física, parece ser la mejor manera de obtener una juventud plena y una vejez larga y sana. 

Hacia el final del siglo XX se estudiaron  las semillas de chía, sus virtudes y propiedades nutricionales  y desde entonces médicos y nutricionistas de todo el mundo recomiendan la ingesta de una dosis diaria para poder aprovechar al máximo los beneficios que aporta al organismo. Se comportan como un verdadero medicamento natural “siendo de gran utilidad para prevenir y tratar algunas enfermedades”. Hoy, la gente toma conciencia del cuerpo y sus necesidades y se interesa por los ingredientes de sus alimentos, quiere saber qué come y cómo hacerlo de manera más sana. Simultáneamente, el conocimiento del origen de las enfermedades se ha profundizado y se perfeccionaron los estudios acerca de los componentes de los alimentos, instalándose la conciencia de que una alimentación saludable redundará en la obtención de una vida más placentera y larga. Los conocimientos sobre nutrición han evolucionado notablemente y ya no se espera que la ingesta sea solo de raciones suficientes para vivir, el desafío de este tiempo es “comer para alimentarse” sin resignar el placer.

Las semillas de chía poseen muchísimos beneficios, estos son algunos:

– Mayor fuente vegetal de omega-3, lo que la convierte en un gran aliado para

prevenir enfermedades cardiovasculares.

– Alto contenido en fibra tanto soluble como insoluble, lo cual favorece el tránsito intestinal.

– Buen aporte de minerales: calcio, fósforo, magnesio manganeso, hierro, zinc y cobre.

– Aporte de vitaminas A y B.

– Excelente contenido de proteínas de buena calidad (20.7 g / 100 g).

– Contiene gran cantidad de antioxidantes: ácido clorogénico, ácido cafeico, quercetina y kaempferol. Además de ser un importante aporte dietario, los antioxidantes favorecen la conservación del aceite.

– Apto para hipertensos por su bajo contenido de sodio.

– Sin factores tóxicos y antinutricionales.

Al ser un alimento de origen vegetal, está libre de colesterol. Apto para celíacos por estar libre de gluten. No provoca alergias. No posee ni desarrolla olor a pescado.

Es insípida, lo que permite un perfecto maridaje con platos salados y dulces. Debido a que el mucílago que rodea a las semillas se hidrata hasta tres veces su volumen, es un alimento que provoca sensación de saciedad<

Por Vilma Lo Presti (www.cocinandoconchia.com.ar). Autora de “Repostería y Panadería con chía”, galardonado en el prestigioso concurso Gourmand World Cookbook Awards y de “Chía. El superalimento” de Ed. Planeta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here