Jengibre

496

Estimula la circulación. Es un agente antimicrobiano y antioxidante fuerte y eficaz. Útil para los desórdenes del intestino, problemas circulatorios, estados febriles, casos de indigestión, náuseas y vómitos.

Es una planta zingiberácea de olor aromático de un carácter picante, cítrico, caliente y seco. Se cree que es originario de la India, y que fue introducido en la China en épocas remotas. Ambas culturas lo han usado como especie y como medicina desde épocas inmemorables. El jengibre ha sido usado durante miles de años especialmente en la India, China y Japón por sus notables propiedades medicinales.

Su nombre original es Zingebera, el cual dio lugar al nombre griego “Zingiberi” y luego al latín “Zingiberis Officinalis” y fue traído por los españoles a América.

Se extrae del suelo cuando sus hojas se han secado. Las barbas de la raíz y el resto del tallo se eliminan. La raíz se lava y se deja secar al sol.

Ayuda a la digestión y es un remedio popular para la náusea en especial cuando se viaja, Mejora la circulación. En la medicina naturista se usa también para proteger contra infecciones respiratorias y digestivas, flatulencias, dolores agudos, puede masticarse para calmar el dolor de muela.

En la maleta de Marco Polo

El jengibre es el rizoma (tallo subterráneo) de una planta perenne tropical. Una vez que se extrae y limpia, se deja secar al sol durante una semana, en la que pierde tres cuartas partes de su peso y se convierte en la especia exquisita y deliciosa que todos conocemos y apreciamos.

Procedente de India (su nombre viene de Gingi, en la región de Pondichery) ya era conocida por los romanos, quienes la hacían traer en pequeños jarrones de arcilla.

Marco Polo descubrió el jengibre en el siglo XIII en China, donde se conocía desde hacía siglos como lo muestran los escritos de Confucio que datan del año 500 a. C. El mejor jengibre proviene de la región india de Malabar y también de Jamaica, China, Nigeria y Nicaragua.

Cocinar con jengibre

El jengibre se utiliza en las mezclas de curry y de otras especias y también en salsas para ensaladas y repostería. Hubo una época en que se añadía jengibre al vino y a la cerveza.

El jengibre seco pica bastante y es extremadamente aromático. Es un buen ingrediente para caldos y puede sustituir a la pimienta.

El jengibre en polvo es ideal para la repostería y el pan. Se utiliza tanto en la masa de pasteles como en galletas. Los chinos lo cocinan con salsa de soja en salteados.

El jengibre dulce es exquisito en las tartas de frutas y de chocolate; o sencillamente sólo.

En el mercado se puede encontrar el jengibre entero y a veces conserva de jengibre y jengibre encurtido, aunque no es frecuente.

¿Cómo se prepara el té de jengibre?

Partiendo de la raíz seca en polvo, poner una cucharadita en una taza de agua, calentarlo hasta que hierva a fuego lento durante 10 minutos.

Consejos

• Una pizca de jengibre dará sabor a las frutas como ananá, melón o kiwis.

Mezclar 1 cucharadita de jengibre en las macedonias para realzar su sabor.

• El jengibre se puede añadir mientras se está cocinando o al final de la cocción.

• Como aperitivo, espolvorear jengibre sobre el melón.

• Tener jengibre siempre a mano para sazonar los platos, añadir justo antes de servir.

• Usos medicinales: Ayuda a disminuir los efectos de la quimioterapia (náuseas). También disminuye los síntomas cuando se presentan náuseas y vómitos, después de una cirugía.

• El té caliente de jengibre, si se toma al sentir los primeros síntomas de resfrío o de gripe, es una bebida que reconforta y puede ayudar a limpiar la nariz congestionada.

 

Bananas al Jengibre

M. Fernanda Lopardo
Licenciada en Nutrición

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here