Frescos y frutales

2

El verano caluroso nos impulsa a consumir alimentos frescos e hidratantes, entonces la 

naturaleza nos brinda colores sabores y perfumes ideales para esta estación. Las chefs

naturistas de IATENA nos sorprenden con estas delicias veraniegas. A dejarse tentar!!!

•Copita de duraznos y crema de Cajú 

Por Chef naturista Karina Mariani. 

Los duraznos están de temporada y su sabor refrescante nos permite prepararlos en postres saludables, fáciles y con mucho encanto.

Como todas las frutas de temporada, aportan agua de excelente calidad, también fitonutrientes vitaminas A, del grupo B y C.

Ingredientes: 

-Para la fruta-

Duraznos, 2 unidades.

Azúcar integral de caña, 2 cdas.

Ralladura de limón, 1 cdita.

-Para la crema-

Castañas de caju, 50 g.

Jugo de limón, 3 cdas.

Peras deshidratadas, 4 u.

Azúcar integral de caña u otro endulzante, cantidad necesaria.

Almendras fileteadas, para decorar.

Preparación: 

-Para la fruta-

Pelar y cortar en cubos los duraznos, ponerlos en un bol y esparcir sobre ellos el azúcar y la ralladura de limón. Mezclar y dejar reposar durante 1 hora.

-Para la crema-

Dejar las castañas de caju en remojo durante 4 horas.

Lavar y dejar en remojo las peras deshidratadas durante 8 horas.

Una vez pasado el tiempo de remojo, descartar el agua y procesar las castañas con el jugo de limón y las peras hasta conseguir una textura sedosa y homogénea de ser necesario agregar agua de a poco durante el procesado.

Reservar. 

Armado: Dentro de una copita o vasito transparente ubicar los duraznos y la crema en capas. 

Decorar con almendras fileteadas.

Copa frutal de frutillas y nueces Por Chef naturista Mariana Mosler. 

Ingredientes: 

Frutillas, 200 g más algunas para decorar.

Nueces, 100 g.

Agua, 1 litro.

Estevia en polvo, 2 cditas.

Extracto de vainilla, 1 cdita.

Agar-agar, 4 cdas.

Preparación: Poner en remojo las nueces durante 8 horas.

Licuar las frutillas con una cucharadita de estevia y 500 cm de agua.

Disolver el agar-agar en un cuenco con una pequeña parte del licuado. Reservar.

Verter en una cacerolita el licuado de frutillas y llevar a fuego fuerte. Cuando rompe el hervor incorporar el agar-agar, bajar a fuego mínimo y cocinar por 5 minutos más.

Retirar del fuego y verter la preparación en copas hasta la mitad 

Dejar templar y llevar a la heladera para que termine de solidificar. Cortar en rodajas las frutillas para decorar. Una vez pasados los tiempos de remojo de las nueces descartar el agua y enjuagarlas. Licuarlas con una cucharadita de estevia y el agua restante hasta que quede un líquido sin grumos ni texturas. Disolver el agar-agar en un recipiente pequeño con una pequeña parte del licuado. Reservar. Verter en una cacerolita el licuado y llevar a fuego fuerte.  Cuando rompe el hervor incorporar el agar-agar, bajar a fuego mínimo y cocinar por 5 minutos más. Retirar del fuego e incorporar la vainilla y las frutillas en rodajas, reservando algunas para colocarlas sobre el postre como decoración. Verter esta preparación sobre la anterior, que ya estará solidificada. Agregar la frutilla reservada o fruto seco a elección. 

Dejar templar y llevar nuevamente a la heladera hasta que solidifique. La consistencia tiene que ser firme, pero no rígida. Si se desea más sólida, agregar más agar-agar y si, por el contrario, se desea menos firme, poner menos cantidad.    

•Helado natural de mango y banana 

Por Chef naturista Karina Mariani.

Para refrescarnos cuando los días calurosos de verano se hacen presentes y nos demandan un postre refrescante, tan rico como un helado de frutas.

Ingredientes: 

Banana madura, 2 unidades.

Mango maduro, 1 unidad.

Preparación: Pelar y cortar las frutas en trocitos. Llevarlas al frezzer durante 2 horas. Procesar o licuar la fruta hasta conseguir una textura cremosa. Se puede agregar leche de coco fría, de a poquito, para obtener una textura y sabor a crema. Servir y disfrutar.

•Postrecito de avena frutal 

Por Chef naturista Mariana Mosler. 

Ingredientes: 

Avena, 100 g.

Canela en rama. 1 trozo.

Azúcar rubia (orgánica), 3 cdas.

Cascara de limón, a gusto. 

Cúrcuma. Una pizca. 

Extracto de vainilla, 1 cdita.

Agua, 500 cm.

Frutillas, cerezas, moras o arándanos, 150 g.

Preparación: Poner la avena en remojo con agua filtrada de 6 a 8 horas.

Pasado el tiempo de remojo descartar el agua, enjuagar y licuar la avena con el agua hasta que no queden pedacitos visibles. 

Filtrar con bolsa de tela, ponerlo en una cacerola y agregar la cascara de limón y la canela. Llevar al fuego y revolver hasta que hierva.

Una vez que hierve cocinar unos 5 minutos más, siempre revolviendo y retirar del fuego. Al cocinarse, la avena se espesa. Retirar la cascara de limón y la ramita de canela. 

Fuera del fuego agregar el azúcar, la cúrcuma y la vainilla. Revolver con batidor para integrar bien el azúcar y los demás ingredientes. Dejar enfriar para que tome la consistencia deseada.

Lavar y trocear la fruta elegida.

Poner porciones del postrecito, que tendrá textura de crema espesa, en cuencos individuales y agregar unas cucharadas de la fruta.

Se puede terminar con un poquito de miel de caña o miel de abejas solo como toque de dulzor extra.

 @iatenainstituto / info@iatena.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here