Fracturas de cadera

7

 Para algunos colegas expertos en el tema de Traumatología, se consideran a las fracturas de cadera, como la complicación más grave y más frecuente de la Osteoporosis; y yo añadiría, además, también de los problemas o trastornos del equilibrio y la estabilidad. 

Para que se tenga una dimensión real del problema, en el mundo, la sufren por año más de 1 millón seiscientas mil personas. Por ejemplo, en los Estados Unidos de América, más de 250.000 por año. En la República Argentina, más de 22.000 casos por año, o sea una incidencia que oscila entre más de 180-304 personas cada 100.000 habitantes. Pero lo de menos seria eso; sino, que tiene en el mundo, una mortalidad que oscila entre el 25 y el 30% de los afectados (en la Argentina es de aprox. 36%). Esto, representa que los más de 22.000 casos, podría morir por complicaciones (más frecuente en los primeros 3 meses post fractura) un total aproximado de 8.000 casos por año, es decir 667 por mes, o 22 por día. 

Entre las complicaciones post-fracturas, se citan: las escaras cutáneas por apoyo prolongado, las infecciones quirúrgicas y post-quirúrgicas; “rechazo de prótesis o injertos”; otras infecciones sistémicas por postración prolongada. Ej: Neumonías, Bronquitis, Bronconeumonías; Infecciones Urinarias; Tromboembolismo de Miembros Inferiores y Pulmonares, etc.

Como se sabe, la causa principal, es la Osteoporosis (o enfermedad de los huesos porosos), que significa, la perdida de la masa ósea, o desmineralización (del calcio principalmente), en dos y media veces, por debajo del normal percentil, que le correspondería por su sexo y edad. Esto también implica debilidad o fragilidad de los huesos; pérdida o disminución de su dureza y resistencia a los golpes. La Osteoporosis, por razones varias, pero principalmente hormonales (caída del nivel de Estrógenos después de la menopausia), es casi un 30 % más frecuente en mujeres que en hombres.

La otra causa importante de accidentes y fracturas de caderas, son los trastornos o problemas del equilibrio y de la estabilidad. Algunos reportes de colegas (Universidad de Rosario), señalan al respecto, que un estudio, que, en las personas de más de 50 años estudiadas al menos un 30 % de las mujeres y un 20% de los hombres reportaron haberse caído en el último año, al menos 1 vez, sino más. Se sabe, que con el envejecimiento, se agrava el riesgo de accidentes, de caídas y de fracturas de cadera; esto, pasa más después de los 80 años, sobre todo en adultos mayores que deambulan, en los que viven solos, en los que tienen problema de equilibrio, problemas sensoriales (disminución de la visión y la audición); y más aún, en los que consumen ansiolíticos, sedantes, pues disminuyen los reflejos, aletargan los sentidos y producen somnolencia. También en aquellos que están medicados con diuréticos y fármacos que bajan la presión.

Se comenta en algunos reportes, que si bien, las fracturas de caderas se pueden producir en accidentes varios (vía pública, transito), en actividades deportivas, etc; en las personas de 80 o más años, el 80 % de las fracturas ocurre por accidentes domésticos (dentro de la casa, y muchas veces en el baño).

Consejos prácticos y tips para disminuir riesgos de fractura de cadera y sus complicaciones

1) Prevenir y tratar la Osteopenia y la Osteoporosis, con consumo adecuado de dieta rica de calcio (promedio 1 gr. por día); lo que se obtiene aprox. por medio litro de leche descremada, más una porción de 50 gr. de queso descremado o magro más una porción de pasta con salsa blanca; o la leche más 1 yogurt reforzado con calcio, cornalitos, etc. Otros alimentos como semillas secas (sésamo, almendras, etc.), vegetales como coliflor, brócoli, etc. o consumiendo suplementos de calcio y VitD3 requerida para la fijación del mismo en los huesos. También, de VitC fundamental para la buena absorción del calcio en los intestinos mediante consumo de Cítricos, Tomates, Kiwis, Guayabas, o suplementos que la contengan.

2) Mantenerse en movimiento: Esto significa que, dentro de las posibilidades personales e individuales, es fundamental el caminar, nadar, correr, o practicar algún deporte (preferible los de bajo impacto), y evitar el sedentarismo. O sea mantener una adecuada calidad de músculos, articulaciones y huesos, con actividad física regular.

3) Si existen problemas o alteraciones del equilibrio y la estabilidad, se deberá realizar por algunos meses, un plan de entrenamiento y de rehabilitación física Kinesiológica de la marcha, el equilibrio y la estabilidad (propiocepción en general).

4) Si padece déficit visual o auditivo, en el caso requerido usar lentes adecuados que mejoren la visión; oto-amplificadores (que mejoren la audición); y usar en caso requerido, bastones de apoyo, trípodes o andadores que se ajusten a los requerimientos de cada vaso.

5) En los domicilios, usar calzado bajo, antideslizante, con suela de goma; evitar desniveles, tener pisos antideslizantes; ambientes bien iluminados y disponer en pasillos, en la bañera, el inodoro, etc. de dispositivos de sostén, barrales o agarre que ayuden a evitar caídas.

6) En los pacientes operados de fracturas de cadera, tratar de reducir tan pronto sea posible la postración en cama y lograr dentro de la primera semana (de ser posible) parar al paciente en andador, e iniciar un pronto plan de rehabilitación post-operatoria.

En el Centro de Rehabilitación Rebiogral, se atiende tanto los aspectos de prevención como de la rehabilitación de personas con Osteoporosis, problemas de equilibrio-estabilidad y de fractura de caderas.

 Dr. R. Quiñones Molina
Centro de Rehabilitación Integral REBIOGRAL
robertoqmolina@rebiogral.com
Informes: 4981-0565/ 6604 / (15) 6999-4177
AV. Hipólito Yrigoyen 4177 – CABA    

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here