Estrés, ansiedad y las plantas que ayudan

25
Peaceful woman relaxing at home with cup of tea

Los trastornos de ansiedad se manifiestan de muchas maneras y se han convertido en un problema recurrente de nuestra vida moderna donde la mayoría de las personas lo transita como algo leve, pero crónico y generalizado. Esta puede presentarse como una vaga sensación de ansiedad, inquietud, falta de concentración ocasional, o problemas para conciliar el sueño.

Con la llegada del otoño y una normalidad que cambia permanentemente, hoy más que nunca es importante recordar aquellos pequeños hábitos que pueden ayudar a sobrellevarlos y reconocer las plantas que pueden ayudarnos.

6 tips para recordar:

– Mantener una dieta balanceada evitando comer entre horas o excedernos con dulces y harinas.

– Mantener alguna rutina de movimiento (yoga, caminatas, una vuelta en bicicleta).

– Evitar el uso de pantallas (TV, internet etc) una a dos horas antes de acostarnos. 

– Mantener contacto frecuente con nuestros seres queridos. 

– Acercar la naturaleza a nuestros espacios en forma de plantas, imágenes o aromas.

Respira! La forma más antigua de entrar en contacto con nosotros mismos. Un par de inhalaciones profundas pueden traernos de regreso al aquí y ahora.

Complementariamente, en todas las medicinas tradicionales, encontramos que estas rutinas se acompañaban y potenciaban con el uso de plantas. La ciencia ha podido validar actualmente su importancia. 

La Valeriana, el tilo, la manzanilla y la pasiflora son algunas de las más conocidas y al alcance de todos.

De efecto relajante y ansiolítica, la valeriana es ampliamente conocida para ayudar a conciliar el sueño, pero pocos saben que es también muy efectiva durante el día para bajar nuestros niveles de estrés y ansiedad de manera natural. Un comprimido al empezar el día, puede ayudarte a mantener la armonía durante toda la jornada.

Otra manera de beneficiarnos de la naturaleza en interiores es utilizar aceites esenciales 100% naturales (no fragancias sintéticas), en hornillos o difusores.

La lavanda es tradicionalmente indicada para estados de agitación, de estrés o de nervios, y genera un ambiente aromático relajado y distendido. Lo que por sí sola, la hace ideal para acompañar las horas de descanso.

Durante el día también puede combinarse con el aceite esencial de mandarina. Este aceite esencial cítrico menos conocido es indicado para mejorar la concentración, generará un ambiente positivo, alegre y tranquilo, que nos permita transitar el día de la mejor manera.

Los cítricos en general son conocidos por ayudarnos a levantar el ánimo, pero de una manera equilibrada y armoniosa.

Los aromas, una compañía sutil para comenzar a experimentar en el otoño<

Para más información entrá a :
www.drmadaus.com.ar @omscosmetica 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here