Empresa familiar (2)

60

DE LA NOTA ANTERIOR 

Es muy común que la Dietética sea un proyecto llevado adelante por la pareja. Marido y esposa se turnan en la atención al público. Además, distribuyen entre sí las tareas de compra, control de stock, elaboración de comidas, envasado de productos.

Muchas Dietéticas son atendidas por una madre junto a sus hijos. 

Es común que se incluya otro familiar (nieto, sobrino, tía). En épocas de crisis (como ahora), se agudizan los problemas y conviene estar alerta.

SEMÁFOROS AMARILLOS

1. El problema no es de ahora: En la empresa familiar, muchos padres se sorprenden y decepcionan cuando la relación entre hermanos es conflictiva. Por lo general, el problema tiene su origen en la infancia. Por lo tanto, aflora en dado momento, pero tiene larga data. ¿Tiene solución? No es para desanimar, pero, generalmente, no tiene solución. Algunas formas paliativas consisten en dividir. Por ejemplo, abrir una sucursal para cada hijo.

2. Casa en el trabajo y trabajo en la casa: Otro problema es la falta de corte. Las discusiones originadas en la casa, siguen en el local comercial y viceversa. En la mesa familiar, durante la cena, sigue el tema de cómo remarcar, de cómo arreglar la góndola. Y las notas del colegio se discuten en el mostrador de la dietética. ¿Tiene solución? Exige disciplina, pero se impone cortar, cerrar un ámbito para abrir el otro.

3. A César lo que es de César.

No siempre ocurre. En muchas empresas familiares, la cosa se maneja por afectos. Preferencias personales, sería el nombre técnico. Un sobrino querido tiene mejor sueldo que la hija rebelde. Un hijo llega tarde, todos los días y lo reciben con una sonrisa ¿Tiene solución? Obviamente que sí, pero casi nunca ocurre. Genera resentimientos y complica la gestión.

4. Choque generacional: Los jóvenes piensan de manera diferente. Los padres no siempre valoran el aporte. “No me vengan con ideas nuevas”. He sido testigo de un conflicto serio entre padre e hijo a causa de una fotocopiadora.

5. Aquí todos hacen todo: Falta de división de tareas. En la medida que el emprendimiento crece, hace falta la división de roles. La especialización. ¿Quién hace las compras? ¿Quién programa los pagos?

6. Aquí mando yo: Problema de autoridad y autoritarismo. La misma disciplina del hogar se intenta mantener en la casa comercial.

7. Trabajar de madre: Muchas madres adoran seguir diciendo: mi bebé. El hijo no crece, no se desempeña con su potencial. 

8. Trabajar de hijo: Con 32 años, en el mostrador de una dietética, he escuchado el hijo decir: “-Maa!

La contrapartida es que muchos hijos no cumplen horarios, no asumen el compromiso que el comercio es un medio de vida. 

9. Falta de planificación: El 90 % de las empresas familiares pequeñas, viven el día a día, sin un plan de trabajo. Sin división de responsabilidades, sin control de gastos.

10. Confundir venta con ganancia: Lo escribo así, en términos sencillos. Lo más técnico seria “confundir ingreso con rentabilidad. No todo el dinero que entra a la caja, es ganancia. Lo que se aconseja es que el propio dueño tenga una retirada, digamos, un sueldo. Y que todos los familiares (que trabajan), tengan una remuneración. 

FINAL FELIZ – Después de tantos semáforos amarillos, pongamos una luz verde. Las empresas familiares representan el 70% de los empleos del sector privado. Esto es, las empresas familiares generan aproximadamente siete millones de puestos de trabajo. Y, a pulmón y corazón. Somos importantes, me incluyo.

Los problemas abundan, pero las soluciones también abundan. Existe amplia bibliografía para estudiar el tema. Muchas universidades dictan cursos y seminarios cortos

INSTITUTO ARGENTINO DE LA EMPRESA FAMILIA. 

Aquí les dejo un link: www.iadef.org

Y recomiendo que ingresen. Después me cuentan. Es una ONG a la cual podemos asociarnos y participar. Participemos, ya que somos importantes<

Helio Perotto – Convivir

Helio Perotto es brasileño, psicólogo, educador, con posgrado en comunicación comercial y teleeducación. Desde el año 2001 escribe regularmente y exclusivamente
para los lectores de CONVIVIR (Marketing para Dietéticas).
Es empresario PYME,
dueño de las marcas Samurai, Gurfi y Clini. 
helioperotto@gmail.com 
116274-6315 | /cereales.proteicos


dueño de las marcas Samurai, Gurfi y Clini. 
helioperotto@gmail.com 
116274-6315 | /cereales.proteicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here