«Yo hago lo que puedo, lo mejor que puedo…»

1046
Woman Relaxing in a Crowded Street

El alma es como un cristal, necesita cuidados, protección. Cuando ocurre algo en nuestra vida que la perturba, ella se resiente y es probable, de acuerdo a esa circunstancia y a su profundidad, se produzca una rajadura en ese cristal. Pero la diferencia con este material sutil es que si nos lo proponemos, podemos sanarla, borrando así aquello que la hirió.

Esta herida tiene dos etapas, primero aparece el dolor. Un vínculo que se rompió, la pérdida de un ser amado, de un trabajo, una enfermedad, nuestra o de alguien cercano, la impotencia por no poder lograr un objetivo y muchísimos hechos que nos angustian y nos causan dolor.

Ese dolor es profundo, nos paraliza y mortifica, nuestra alma comienza a quebrarse, porque no puede hacerle comprender a nuestra parte humana que está ocurriendo algo que nos deja una enseñanza, que nos permite crecer y modificar nuestras fallas. La personalidad entonces pasa del dolor al sufrimiento. Este sentimiento es lo que realmente nos destruye y si no buscamos rápidamente salir de él, nos envuelve el pesimismo la desesperanza y en ocasiones nos conduce a la enfermedad.

Es lógico, hasta saludable que existan cosas que nos duelen, porque como expresé en el párrafo anterior, eso nos da la oportunidad de mirar hacia adentro y querer cambiar. Lo ideal es vivir en armonía sin dolor, sería hermoso poder lograrlo, es posible, trabajando en nosotros para dejar de creer que el sufrir es irremediable. Sufrir es estar continuamente recordando y presionando sobre la herida que dejo el dolor en nuestra alma. Es no poder pensar en otra cosa más que en lo que nos pasó y lamentarnos interminablemente. Eso nos lo causamos nosotros mismos. Nos ocupamos inconscientemente en no cerrar la herida, en no dejar cicatrizar. Alguien podría pensar que entonces nos atrae torturarnos, hacernos daño. La condición humana nos lleva a esto porque desde hace mucho tiempo atrás nos enseñaron que somos culpables y merecemos castigo. Que el sufrimiento redime. Es una pauta mental que nos dañó mucho y hoy en esta nueva era es necesario sustituirla por otra sana y luminosa que podría ser: “Yo hago lo que puedo, lo mejor que puedo, y si algo me ocasiona dolor y no lo puedo manejar, se lo entrego a Dios, al Universo, para que sea lo que tiene que ser”. El Padre siempre nos hace llegar lo mejor y lo que nos beneficia.

Muchas veces en consultas me han preguntado, “Como se hace para olvidar, para perdonar, para dar vuelta la hoja y comenzar de nuevo?”. Lo que puedo sugerir es lo que yo he puesto en práctica a lo largo de mi vida. La palabra es SOLTAR. Soltar significa dejar que esto pase, abrir el corazón y la mente para que aquello que nos daña, que nos paraliza, que contamina nuestro diario vivir, se quede en el pasado, no traerlo al presente. Soltar es trascender lo viejo y abrirnos a lo nuevo.

El comienzo de la sanación es perdonarse a sí mismo, aceptarnos como somos, los errores que cometimos, dejar de juzgarnos por haber permitido que nos lastimen, que nos maltraten, saber que lo que nos ocurre es porque en ese momento de nuestra vida era lo que “podíamos hacer frente a esa situación, en ese vínculo negativo”. Luego perdonar, soltar al otro, dejarlo marchar, sacarlo de nuestra mente y de nuestro corazón con la convicción de que todo pasa para aprender y que aquello que más nos duele, aquel que más nos lastimó, es el mejor maestro que tuvimos para hacer ese aprendizaje necesario para nuestra evolución. Esto no significa buscar ser dañados ni sufrir para crecer, esto es saber que estamos aquí para aprender, para evolucionar y que nuestra parte humana tiene la creencia de que para aprender es necesario pasar por el dolor y el sufrimiento. Es eso que llamamos karma, que no es castigo, es aprendizaje.

Cuando tomamos consciencia de nuestra necesidad interior y comenzamos a ver quiénes somos realmente…

…No necesitaremos más aprender desde el sufrimiento.

Elena Martinez
Directora de La Casa del Angel
www.lavozdelangel.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here