Terapias por onda de choque: sus alcances en terapia del dolor y regeneración muscular

0

Este método, ya considerado convencional, es utilizado desde hace varios años, para el tratamiento de dolores localizados o regionales, y para inducir efectos de bioestimulación en el área donde se aplica. La Onda de Choque es una derivación -a pequeña escala y de menor potencia- de la conocida Terapia Extracorpórea para la disolución de cálculos o Litiasis. Sus indicaciones principales están en la Ortopedia- Traumatología- Fisioterapia- Medicina del Dolor, originado en músculos, tendones, ligamentos, fascias y articulaciones. Las Ondas de Choque, son calculadas computarizadamente en su intensidad, frecuencia y otros parámetros, lo cual aumenta la efectividad como terapia de apoyo contra el dolor. Por lo general, se aplican en promedio entre 4 – 5 a 10 sesiones, las que se pueden realizar a razón de una vez por semana. Su mecanismo de acción se basa en la acción mecánica de un aplicador que se apoya sobre el área a tratar y produce Ondas de Choque que conducen -en los tejidos- a una serie de efectos positivos o beneficiosos, que incluyen la disminución o reversión de la inflamación, la vasodilatación local, con aumento de la neovascularización en la región; estimulación de la producción de colágeno, disolución de acúmulos de Calcio; la relajación o descontractura de los músculos, fascias o puntos Gatillo de dolor. Todo este efecto, facilitaría la recuperación funcional de las regiones tratadas. El equipo de Terapia de Ondas de Choque B.T.L, de fabricación inglesa, es uno de los aparatos más modernos, potentes y compactos que se utilizan en la actualidad. En el año 2014, este equipo ganó el importante premio mundial RED DOT DESING AWARD por su funcionalidad superior, nivel de innovación, calidad de diseño y pericia tecnológica. Entre los eventuales efectos adversos transitorios de esta terapia se citan: pequeñas petequias o hematomas locales, hipersensibilidad o aumento del dolor transitorio en la región tratada, hinchazón localizada. La mayoría de estos desaparecen en minutos, horas o días después de la aplicación. Centro Rebiogral incorporó este equipo – junto con el Laser de Alta Intensidad- para el tratamiento de dolor y recuperación de tejidos. Sumando estas terapias a los métodos innovadores que se realizan en el centro, donde el tratamiento de cada paciente es particular e integral.  Nos cuenta el Dr. Quiñones Molina- director médico de Centro Rebiogral – acerca de la efectividad de las Ondas de choque: “Las estamos utilizando en patología muscular fascial – o sea de las fascias- en tendones y ligamentos. También para problemas articulares, en artrosis, pero fundamentalmente todo lo que sea espasmos musculares agudos crónicos, dolor del tendón de Aquiles, en el caso de Espolón Calcáneo, la fascitis plantar, en los dolores articulares y extraarticulares, en el Síndrome del Túnel Carpiano. Es efectivo en las artritis y las artrosis de las manos, en las artrosis de la rodilla, en los dolores lumbares.  Sirve además para inducir a la regeneración muscular cuando hay desgarro. Y es útil para cuando hay contracturas dolorosas, esos nudos o punto gatillos musculares. Estos equipos nos permiten trabajar un punto de manera aislada (solos la onda de choque o el láser) o combinadamente. Láser y Ondas de choque pueden trabajar juntos con mucha eficacia, por ejemplo, en los dolores de cadera, en los dolores de la banda lateral del muslo, o del tracto iliotibial, en los dolores de la ingle, en los dolores de la inserción de los músculos isquiotibiales y en la región glútea.  En el caso del Hombro doloroso o también llamado “Hombro Rígido Calcificado” trabajando con la máquina de Ondas de Choque, en muchos casos se puede evitar que la persona tenga que ir a una cirugía; en los síndromes de dolor del Túnel Carpiano en el caso de los dolores de la articulación sacroilíaca (a nivel de la espalda baja) es muy efectivo. Se puede utilizar también para estimular los puntos de acupuntura con la vibración de la onda de choque, e incluso con el láser de alta intensidad.”- afirmó el Dr. Quiñones.  

Centro de Rehabilitación
Integral REBIOGRAL
@rebiogral
Inf.: 4981-0565/ 6604 / (15) 6999-4177

Artículo anterior¿Cuándo caduca el té y cómo conservarlo?
Artículo siguienteLos centros de energía

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí