TE VERDE

34

Para un estilo de vida saludable

Es uno de los tés más antiguos del mundo y con mayores ventajas para la salud. Ha sobrevivido a los cambios culturales de la humanidad desde hace miles de años. Sus hojas y ramitas son utilizadas por la medicina tradicional en toda Asia. Las propiedades medicinales del té verde, cada vez más difundidas y avaladas por estudios científicos, se deben en parte a las virtudes la planta, aunque también a su tipo de elaboración.

El té verde conserva más vitaminas y mayor contenido de polifenoles que cualquier otra bebida, lo que le otorga un gran poder antioxidante.

Conozcamos algo más

La diferencia entre el té negro y el té verde, siendo que ambos se producen a partir de la misma planta, la Camellia Sinensis, reside en el método de procesamiento utilizado antes que llegue al consumidor. En la producción del té verde se emplea un período corto de calentamiento rápido, para desactivar las enzimas oxidadas y preservar el contenido de bioflavonoides.

  • El té verde ayuda a disminuir el índice de colesterol en la sangre y la protege contra enfermedades cardiovasculares.
  • Acción antioxidante: es la base de casi todas sus propiedades.
  • Previene enfermedades cardiovasculares evitando la oxidación del colesterol LDL. Disminuye el colesterol, reduce el riesgo de infarto.
  • Retrasa el envejecimiento de la piel y de los órganos internos al rechazar los ataques celulares que provocan el envejecimiento del organismo.
  • Impide que los radicales libres dañen y causen mutaciones a las células.
  • Contiene diferentes compuestos que permiten una acción antivirus y de protección anti úlceras en el estómago y anti gastritis.
  • Por sus virtudes digestivas, se recomienda beberlo después de las comidas, como lo hacen los orientales con muy buenos resultados.
  • Algunos experimentos alegan que los compuestos antioxidantes en el té verde ofrecen mayor protección que las vitaminas C y E. Se dice que posee 100 veces el efecto antioxidante de la Vit. E.
  • Muy utilizado en los tratamientos fitoterapéuticos para adelgazar en Europa, Japón y China. 

Según la leyenda, el té fue descubierto accidentalmente por un emperador hace 4000 años. Desde entonces, la medicina china tradicional ha recomendado el té verde para los dolores de cabeza, del cuerpo y de digestión, depresión; realza la función inmune, desintoxica, bueno energizante y como prolongador de la vida.

Los minerales

Son realmente numerosos. Entre ellos están el Calcio, Cromo, Manganeso, Magnesio, Hierro, Cobre, Zinc, Molibdeno, Sodio, Fósforo, Cobalto, Estroncio, Níquel, Potasio, Aluminio Flúor Y Selenio. 

Si bien las necesidades de algunos de estos minerales están normalmente cubiertas, no ocurre lo mismo con otros como el selenio, o el manganeso. Una taza de té verde contiene parte de lo que nuestro organismo necesita.

Las vitaminas

Presenta contenidos significativos de:

VITAMINA A: ejerce un efecto protector sobre las mucosas y protege el sistema cardiovascular, reduciendo la oxidación del colesterol malo causante de la arterioesclerosis. 

VITAMINA B2: ayuda a mantener la piel sana, así como el cabello y las uñas, siendo muy beneficiosa para la visión.

VITAMINA C: interviene en los procesos oxidativos, preservando a las células del organismo, por  lo que es buena para los procesos bucales, de esófago, estómago y páncreas. Al tiempo que evita la oxidación de las vitaminas A y E, prolongando su efectividad. 

VITAMINA E: ayuda a evitar la oxidación producida por los radicales libres, manteniendo la integridad de la membrana celular.

Los aminoácidos

Contiene numerosos aminoácidos: Triptofano, Glicina, Serina. 

REFRESCANTE: Esta propiedad lo convierte en una sustancia perfecta para perfumes corporales, que resultan suaves y exquisitos.

ANTIENVEJECIMIENTO: Tiene una actividad demostrada contra los radicales libres, moléculas altamente reactivas que son las principales responsables del envejecimiento.

Curiosidades

Los taoístas lo denominan el “elixir de la inmortalidad” y los budistas lo usaban para disminuir el sueño en sus horas de meditación.

En Japón las mujeres que enseñan la ceremonia del té y por ende toman más que el promedio habitual de té verde, son reconocidas por su sorprendente longevidad.

En la antigüedad la ceremonia del té era vivida con un profundo sentimiento de veneración, para sumergirse en lo más profundo del Ser. Se apoyaba en cuatro principios fundamentales: armonía, respeto, pureza y tranquilidad.

La ceremonia del té en Japón es una tradición milenaria y llena de rituales. Para llegar al salón de té hay que pasar primero por un jardín con un estrecho sendero de piedras irregulares, donde la marcha debe ser por fuerza cuidadosa y lenta. Las dificultades, antes que impedir, más bien favorecen que uno se detenga entre cada flor, por pequeña que sea, y aprecie su fragancia y su belleza. Entre tanto, mientras avanza, uno va soltando sus impurezas., así el sendero hacia la sala de té es un camino de purificación.

Mirta Nora Bogado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here