¿Preparás botellas de amor?

5

Cantidad de botellas de amor recolectadas desde los inicios: 547.861 Kilos

Hace algunos años la idea de separar tus plásticos de un solo uso e introducirlos en una botellita era una romántica entrega, pero hoy que sabemos que el plástico nos llega a las narices, iniciativas como “Botella de Amor” se convierte en una acción clave a la que debemos adherir. De pocos lugares de recolección a muchísimos puntos donde entregarlas, nos hace la tarea más fácil y sin excusas, porque separar los plásticos debe convertirse en un hábito domestico del manejo de nuestros residuos. El gobierno de la ciudad adhiere a esta iniciativa sumando muchísimos puntos en parques y plazas (en los puntos verdes), podes chequearlos  www.ciudadverde.gob.ar. Además hay otros puntos como sucursales de supermercados, locales (los mercados naturales Eneldo) y hasta clubes deportivos como Racing , Boca… Estos plásticos son convertidos en una “madera plástica”, la cual es resistente a la intemperie, es impermeable al agua, no necesita mantenimiento y no propaga la llama. Con la cual se construyen mobiliarios de uso público que son devueltos a la comunidad, mediante un sistema de intercambio con los puntos de acopio.

¿Cómo armo mi botella de amor?

Para armar una botella de amor se puede usar cualquier botella plástica. Dentro de ella se colocan esos plásticos de un solo uso que todavía no logramos evitar consumir pero que queremos recuperar: paquetes, envoltorios de comida, de productos de limpieza, bolsas de supermercado, tapas plásticas y sorbetes.

Cuando la botella se va llenando, hay que ir comprimiendo el contenido. Cuanto más chico se corta el plástico de un solo uso, más se puede comprimir e introducir mayor cantidad. 

¿Qué se puede guardar en las botellas? vasos, cubiertos y platos descartables; paquetes de fideos, arroz, legumbres; bolsas de plástico (super, ziploc); paquetes de galletitas, pan, alfajores, de golosinas; paquetes de papel higiénico, rollos de cocina y de toallitas femeninas; blíster de remedios (sacándole la mayor cantidad de aluminio de atrás); sachet de leche; papel film; repuestos de productos de limpieza; etiquetas de botellas; y cepillo de dientes.

¿Qué cosas no van dentro?: papel, cartón, globos, metal, arena, vinilos, Telgopor, guantes de látex, radiografías, esponjas, aluminio, paquete de yerba, tierra, tetra pack, y telas. 

“Desde la Fundación Botella de Amor comprendemos que la educación ambiental es la principal herramienta, para impulsar los cambios de hábitos. Es por ello que realizamos actividades, charlas, talleres en instituciones, escuelas, empresas, municipios, de las cuales más de 20.000 personas han sido participes de estos encuentros. Durante estos 4 años se ha propagado una red de personas dispuestas a colaborar por un mundo mejor, dispuestas a contagiar nuevos hábitos, hoy en día son más de 300 puntos de acopio. Entre escuelas, clubes de barrio, instituciones públicas y privadas, empresas, municipios. Que se tradujeron en 547.861 Kilos de plásticos que evitamos que terminen en basurales, rellenos sanitarios o dispersos por la naturaleza generando graves problemáticas ambientales” – nos cuenta Nicole coordina

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here