Postres más sanos y naturales

141

Qué linda es la vida con un postre al alcance de la mano. Ese gustito esperado, el mimo que nos inculcaron de niños, el premio que todos se merecen.
Claramente el premio es tal cuando el postre no es una bomba explosiva en nuestro organismo. Y para eso veremos en detalles cómo lograr, créanme, un súper postre re-que-te rico pero saludable.
Desglosemos los insumos de una propuesta convencional para saber qué reemplaza cada producto.
A la hora la rever los insumos hay que prestar atención a la receta que llevaremos a cabo.
El azúcar mascabo, es hoy por hoy la mejor opción para endulzar, la más natural junto a la stevia, aunque a veces resulta mejor utilizar el azúcar orgánico para ciertas preparaciones puntuales. La diferencia entre ambas es el proceso posterior a la cocción del azúcar de caña. Y la orgánica no cuenta con los sulfatados que sí tiene el azúcar refinado, por eso se puede certificar como orgánica.
Como fuente de grasa solemos utilizar aceites de prensada en frío, sin Refinamiento. Para los postres claramente la mejor fuente de grasa suele ser el aceite de coco. Sobre todo para reemplazar a la manteca ya que coagula en bajas temperaturas y se vuelve líquido pasando los 25C.
Aceite que utilizaremos para la receta que ofrecemos hoy, aceite de coco con sabor a coco, que nos dice que no fue refinado para extraer el sabor.
Las harinas en los postres pueden ser varias ya que muchas veces es prescindible el gluten. En ese caso utilizaremos harinas de distintos cereales o pseudo cereales como la harina de “trigo” sarraceno o quínoa.
En el caso de utilizar huevos, sabemos que hay opciones saludables. Un huevo de campo no quiere decir un huevo grande y con yema naranja. Un huevo de campo puede ser chiquito y de yema apagada.
La gran diferencia a ojo es la consistencia de la clara. Ésta tiene que ser bien consistente y no se tendría que mezclar con la yema con sólo descascarar el huevo.
Huevos felices, organismo contento. Recordemos que la clara de huevo (la cual siempre se debería consumir cocida) es biológicamente la mejor proteína animal para el ser humano.
Como espesante, al maíz modificado genéticamente lo reemplazamos perfectamente por la fécula de mandioca que si bien seca un poco más, el resultado final teniendo en cuenta este pequeño detalle, queda muy bien.
Y para utilizar un espesante distinto en reemplazo de la para nada saludable gelatina industrializada, cocinaremos el agar-agar, espesante natural extraído de algas marinas.
Y con qué damos sabor? Con productos naturales, harina de cítricos, cáscaras, cacao natural, algarroba rubia, canela en rama y muchos otros productos naturales que realzan el sabor de nuestras preparaciones.
El éxito del chef se basa en buenos productos para poder regalar el mejor sabor en sus preparaciones.
Comparto aquí la receta de Romi Costo que pueden encontrar dentro del profesorado de Cocina Natural OnLine.

Vamos a cocinar!

Torta húmeda de chocolate y quinoa (sin gluten)

Ingredientes
Quínoa (o harina de quínoa) 200 gr.
Leche de castañas (o almendras)   100 cc.
Huevos felices   4 unid.
Aceite de coco   160 gr.
Azúcar mascabo   200 gr.
Cacao amargo    100 gr.
Vainillina natural (extracto)   1 cda.
Polvo de hornear   10 gr.

– Cociná y dejá enfriar la quínoa. O usar harina de quínoa en misma proporción.
– Precalentá el horno en mediano-suave (180°). Aceitá un molde de 22 cm aprox. Aceitado y enharinado.
– Combiná leche, huevos y vainilla en la licuadora. Agregá la quínoa cocida o la harina (dos tazas si la medís cocida), el aceite y seguí procesando hasta que quede cremoso.
– Aparte mezclá azúcar, cacao (de buena calidad! muy volátil y oscuro, de lo contrario no es cacao!) y el resto de los ingredientes secos.
– Poné la mezcla húmeda en un bowl y agregá la mezcla seca. Integrá bien.
– Volcá en el molde y llevá al horno, en un estante del medio, durante 50 minutos aproximadamente. Como con todas las tortas,  te recomiendo no abrir el horno durante los primeros 20 minutos (porque se baja y apelmaza) y está lista cuando al insertar un cuchillito en el centro sale sin mezcla líquida adherida
– Retirá del horno y dejá enfriar en el molde completamente antes de desmoldar.

Baño de chocolate
Aceite de coco  (punto pomada)   80 gr.
Cacao   40 gr.
Agar-agar   2 gr.
Azúcar   120 gr.
Agua   100 + 20 (agar-agar)

Llevar a fuego, el agua junto a la crema y el azúcar hasta integrar. Incorporar el cacao y llevar a 103 grados (serán 2 o 3 minutos después de hervido), sin dejar de revolver.
Retirar y entibiar. Colocar el Agar Agar junto al agua, al fuego por 3 a 5 minutos. Incorporarlo a la salsa de Chocolate. El baño está listo para ser usado.

Crema de maní
Aceite de coco   100 gr.
Maní crudo sin sal   200 gr.
Azúcar mascabo   100 gr.

Proceso: dejar calentar a más de 25C el aceite para que sea líquido.
Moler el maní con molinillo de café.
Unir bien los tres ingredientes en un bowl. Llevar a refrigerador hasta que la consistencia sea firme.
Utilizar para rellenar la torta.

Paso a paso final
Desmoldar la torta, cortar al medio lo más parejo posible. Untar una mitad con la pasta de maní, tapar y armar nuevamente la torta. Utilizar la cobertura con una espátula.
Dejar reposar una hora en freezer o tres en heladera mínimo.

A disfrutar de este manjar!

Pablo Armenti – Chef
pabloarmentichef@gmail.com
www.pabloarmentichef.blogspot.com

Compartir
Artículo anteriorTres recetas Gluten Free
Artículo siguienteLa cistitis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here