Nuestra SOMBRA y la terapia floral

744

Cuando hablamos de SOMBRAS hablamos de nuestra parte oscura, que no significa que sea mala sino que no la distinguimos porque no está iluminada. Es como si estuviéramos frente a un espejo, la parte que no distinguimos en él sería nuestra sombra. Nuestra parte iluminada (consciente) nos hace ver una parte nuestra pero también existe otra no reconocemos (inconsciente).

Cuando hablamos del inconsciente tenemos que saber que éste tiene una acción de compensación, sería como si no lo vemos en nosotros lo veremos en el otro (mecanismo de proyección).

Muchas veces nos encontramos con situaciones repetitivas y esa es una señal del inconsciente para marcar algo que tenemos que descubrir. Como diría Jung: “En el camino de la vida, detrás de infinidad de disfraces, nos encontraremos una y otra vez con nosotros mismos”.

Es muy importante reconocer nuestro lado oscuro y ver en nosotros lo que proyectamos en otro, así podemos cambiar (si es lo que realmente queremos), aceptarnos, descubrirnos, ya que no solo existe la sombra negativa, detrás de una persona egoísta puede encontrarse una persona generosa con miedo a ser vulnerable. Lo importante de esto es como decía Jung: “hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente seguirá manejándote la vida y tú lo llamaras destino”.

En la terapia floral hay muchas herramientas que nos ayudan a encontrar luz en nuestra sombra. AGRIMONY una flor para sacarnos la máscara, CERATO para cuando no creemos en nosotros mismos. CENTAURY muchas veces creemos que necesitamos al otro para ser feliz, para progresar y esa falta de confianza nos hace proyectar en el otro lo que nosotros somos capaz de hacer. CHICORY cuando nos preocupamos demasiado por los otros pretendiendo que ellos hagan lo mismo, sin darnos cuenta que nosotros al pensar en los demás en demasía nos olvidamos de nosotros mismos. HOLLY muchas veces sentimos ira, odio y lo proyectamos en otro (como diría Jung “Lo que nos irrita del otro nos lleva al entendimiento de nosotros mismos”) sin darnos cuenta que esa ira nos pertenece. VINE cuando tratamos de dominar al otro, siendo agresivos, orgullosos proyectando ser superiores para no hacernos conscientes de nuestros miedos. LARCH sintiéndonos en inferioridad ante el otro. Y así podría nombrar cada una de las flores que nos ayudan a descubrir parte guardada que está esperando salir a la luz.

Lo importante es conocernos, aprender de nuestros errores, y tratar de vivir siendo lo más auténtico posible. Nadie nos dijo que tenemos que ser perfectos solo tenemos que aceptarnos como somos y lo que no nos gusta tratar de mejorarlo, al fin y al cabo venimos a aprender.

No te olvides de consultar con tu terapeuta.

Mucha luz

Por Alejandra Giammarino
Terapeuta
www.saludparaelalma.com
saludparaelalma.alejandra@gmail.com
(15)4971- 0991

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here