La luna lena de Libra

91

Cada mes nuestro Sol viaja por el «reloj» que es el Zodiaco, de un signo a otro, encauzando la energía de ese signo a nuestro planeta. En cada luna llena, durante tres días, una diferente combinación de energías se derrama sobre la Tierra.

Durante el mes de Libra y especialmente durante su luna llena tenemos la formidable oportunidad de usar inteligentemente la brecha entre el pensamiento abstracto y lo concreto. Como arquitectos, que a partir de la creación de un proyecto, crean un edificio concreto.

Libra es el séptimo signo y se opone a Aries, símbolo de la iniciativa e individualidad. En Libra aparece «Un Otro” con quien hay que conciliar, polemizar y amar. Libra es la balanza representa el equilibrio verdadero, que es un estado de avance y cambio perennes. Es un momento para buscar equilibrar virtudes y vicios, cultivar unas y prevenir los otros.

El equilibrio también es la Justicia, el balance entre lo bueno y lo malo, yo y otros. Uno de estos desequilibrios es la contaminación de la tierra, y ésta contaminación externa no es más que el reflejo de nuestra contaminación interior psíquica, codicia, odio, miedo e ira que nos obsesionan a todos en el mundo.

Este tiempo nos invita a meditar sobre las dificultades de la asociación entre personas, donde la rivalidad, la envidia y la competencia tiene mayor presencia que el entendimiento y el amor verdadero. Debemos concluir que no hay amos ni contrincantes sino compañeros de vida.

Dice Polonio en Hamlet:

“-Esto por encima de todo: sé fiel a ti mismo,

y de ello ha de seguir, como la noche al día,

que no puedas ser falso con hombre alguno”.

El 24 de septiembre 2018 a las 11.52 pm hora de Argentina, se hace la luna llena. Con ascendente en 4 grados de Géminis, para Buenos Aires. En este caso particular, Géminis nos propone que la resolución del choque – entre la iniciativa de Aries y el encuentro con el equilibrio de Libra- se manifieste en la comunicación geminiana.

La Luna Nueva se hace el 9 de octubre de 2018 a las 0.46 am con ascendente en 28 grados de Géminis, será un momento de inicio de relaciones novedosas y con consecuencia en el establecimiento de diálogos entre partes, gran oportunidad de armonía entre partes históricamente antagónicas.

Silvia Vilela
Astrologa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here