La homeopatía y la incontinencia urinaria

29

Los caninos, tanto machos como hembras sufren de este flagelo. Es una condición crónica que aparece en algún momento y se va incrementando a lo largo de la vida. Hablaremos del por qué se produce y cómo la podemos tratar con medicamentos homeopáticos con muy buenos resultados.
La castración es una de las causas más frecuentes. Por falta de hormonas. Se considera que una de cada cinco perras castradas puede desarrollar incontinencia meses después de la cirugía. Al comienzo serán solo unas gotas que va perdiendo luego de orinar, luego serán pequeñas mojaduras cuando duerme, para ir aumentando en volumen. A pesar de toda la investigación, todavía no está claro cuál es el mecanismo responsable de la falla de la función de cierre de la uretra. Lo que se sabe es que la carencia de hormonas: estrógeno en las hembras y testosterona en los machos, debilitan el cierre de la vejiga.
Existen dos mecanismos para que el esfínter cierre bien.
La inervación nerviosa del nervio que va desde la columna a la vejiga y la acción directa hormonal.
Lo primero que debemos hacer es un buen diagnóstico diferencial. Preguntarnos ¿es realmente esta incontinencia de origen hormonal? ¿está relacionada a la castración que sufrió el animal algunos meses atrás? ¿Está tomando mucha más agua y orinando mucho más?…
Una de las confusiones más frecuentes que tienen los dueños y muchas veces metemos la pata los veterinarios, es pensar que tenemos una incontinencia por falla en el esfínter “le anda mal el cuerito” analogía con una canilla, cuando en realidad es que el pobre perro está produciendo tanta cantidad de orina, que su vejiga no da abasto. La polidipsia (sed aumentada) y poliuria (aumento de la cantidad de orina) son síntomas de varias enfermedades: Diabetes, Insuficiencia renal, Cushing etc. Hay que investigar por ese lado. Si el animal es muy joven puede ser un problema anatómico congénito como los uréteres ectópicos, patología rara pero que a veces vemos que requiere un tratamiento quirúrgico. Hay que hacer una ecografía para descartar problemas tumorales o lesionales en la zona. También puede ser por problemas emocionales. Lo que llamamos enuresis. Todos estos problemas tienen su tratamiento homeopático pero diferente al de la incontinencia que llamaremos pura u hormonal.
Una vez que estamos seguros de que el problema es hormonal, el tratamiento convencional es reemplazar esas hormonas que faltan y se les da estrógenos a las hembras y testosterona a los machos. Esto de resultados inmediatos, pero es algo que no se puede mantener en el tiempo por varios factores que no voy a enumerar. Todos los
veterinarios conocen bien cuales son los específicos.
También se suelen dar otros medicamentos que trabajan directamente sobre el esfínter estimulándolo neurológicamente. El problema aquí es que el estímulo lo recibe todo el cuerpo y a veces no lo toleran o les cambia mucho el carácter. Todos los pacientes tienen el mismo problema, pero cada uno de ellos lo vive de forma diferente. Por lo que hay que hacer un estudio homeopático del paciente, saber cómo es, como vive su enfermedad. Si es friolento o calurosa, si es gordo o delgada, que es lo que más le gusta comer, como es su temperamento, su carácter, sus reacciones, si son hembras conocer como era su vida en relación a sus hormonas: celos, cantidad y frecuencia, si tenían embarazos psicológicos o leche en sus mamas.
Hay que hacer un cuadro de todo el animal: mente y cuerpo. A partir de allí se eligen los síntomas más raros, que pueden individualizarlo, se hace una “repertorización” con un programa de computación especial, donde uno pone los síntomas bien detallados(modalizados) y aparecen los medicamentos que cubren esos síntomas.
Allí es donde la ciencia se transforma en arte. Cada uno tendrá un tratamiento diferente. A veces se utilizan formulas especiales tanto para machos como para hembras con varios ingredientes que estimulan la producción endógena de hormonas. Tanto los estrógenos como la testosterona son producidos además de ovarios y testículos por las glándulas adrenales. Al estimular esa producción se regularizan y sumado a sus remedios de base, que sale en el estudio, va a solucionar el problema. Si la causa fuera neurológica el tratamiento se orienta hacia ese lado y si fuera de conducta, también. Los resultados en general son buenos y el problema se resuelve. Tiene que tomar sus gotitas durante toda su vida, pero al ser inocuos no hay problema.
Como de costumbre la homeopatía viene a ayudar a solucionar algún problema crónico y grave. Muchos colegas que no son homeópatas nos consultan sobre este tema para usar remedios homeopáticos como complemento.
Como siempre me despido hasta la próxima con Salud y Alegría.

MV. Jorge S. Muñoz
Médico veterinario homeópata

Estamos atendiendo los días
Martes y Sábado por la mañana.
Solicitar turnos al 4632-3558
homeopatia5@gmail.com | www.homeovet.com.ar
@homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here