La higiene en establecimientos educativos en CABA

24

Adaptación del protocolo borrador al 28/1/2021

En los establecimientos educativos en CABA, debe llevarse a cabo las siguientes acciones sobre la higiene.

Este protocolo se va modificando dia a día según la necesidades de los establecimientos y las situaciones  que muchas veces llevan a corregir las ideas citadas. Marzo traerá algunas confirmaciones. 

a) Señalización y provisión de elementos 

• Señalización de espacios (ingresos y egresos, pasillos, aula/espacios destinados al desarrollo de clases presenciales, espacios al aire libre, etc.) para cumplimentar con el sentido unidireccional de circulación.

• Acondicionamiento de un espacio físico para aislamiento, preferentemente con puerta, ventana y baño propio.

• Colocación de cartelería que brinde información respecto de las medidas y protocolos vigentes.

• Provisión suficiente de insumos para la higiene de manos (jabón y papel descartable) en los baños y lavabos.

• Provisión de contenedores/dispensadores con alcohol en gel, o alcohol al 70% en todas las instalaciones.

• Provisión suficiente de elementos de limpieza y desinfección.

b) Limpieza y Desinfección

• Limpiar y desinfectar antes y después de cada turno aquellos objetos y superficies, especialmente los de mayor uso tanto por el personal docente, no docente y estudiantes; (Ej: escritorios y superficies de trabajo, botones e interruptores, teclados, pasamanos, pizarrones, borradores, vidrios, puertas, manijas, canillas, ventanas, marcos, armarios, etc).

• Recolectar la basura, limpiar y desinfectar los contenedores.

• Limpiar con agua y detergente y desinfectar los sanitarios luego de su uso.

• Limpiar y desinfectar pisos y paredes de sanitarios durante y finalizadas las actividades.

• En sanitarios, reforzar la desinfección de picaportes, pasamanos, griferías, pulsadores o tiradores de inodoros y todo elemento de uso y contacto frecuente con solución de lavandina al 10%.

• Lavar con abundante agua y jabón los elementos utilizados para realizar la limpieza y desinfección a fin de asegurar que los mismos estén higienizados cada vez que se utilicen.

• Las zonas de higiene y el cambiado de pañales de las/os niñas/os deben estar bien delimitadas en un sector de la sala. Debe separarse el espacio de cambiado y sus elementos del de alimentación. Para el cambio, manipulación y descarte de pañales se deberá usar tapaboca, guantes, máscara facial durante el cambio de pañales, con el posterior lavado de manos.

• El sector de cambiado o cambiador será higienizado luego de cada cambio con lavandina diluida (10 ml de lavandina -con concentración de 55 g/litro- en 1 litro de agua). El docente/auxiliar que realiza el cambiado se lavará las manos al finalizar cada cambio. Dicho sector no debe tener ningún elemento guardado (juguetes/materiales) que no sea para ese fin, ni en gabinetes/alacenas bajo mesada, ni en estantes aéreos, aunque estén en cajas; por riesgo a la contaminación de los mismos en la manipulación que realiza la/el docente.

• El mobiliario de descanso, cunas y/o colchonetas debe ser higienizado diariamente con lavandina diluida, por turnos de uso si los hubiese. Se recomienda limpieza con agua y jabón, previa desinfección.

I. Método de limpieza

Se tendrá en cuenta que los detergentes eliminan la suciedad y la materia orgánica disolviendo el polvo, aceites o grasa, para luego facilitar su eliminación con el enjuague, por lo cual es importante lavar con detergente, luego enjuagar con agua limpia y desinfectar con solución de agua conteniendo hipoclorito de sodio al 10 % según sea el caso (método del doble balde/doble trapo). 

• Se recomienda el uso de detergentes de óptima calidad.

• Se recomienda trapear el piso.

• La limpieza generalmente requiere de fricción para remover la suciedad y los

microorganismos.

• La limpieza física y la fricción pueden reducir el cúmulo de microorganismos.

• La limpieza es requerida de forma previa a cualquier proceso de desinfección.

• La limpieza debería realizarse de modo tal que reduzca la dispersión de polvo o suciedad que pueden contener microorganismos.

• Evitar actividades que favorezcan el levantamiento de partículas en suspensión, como el uso de aspiradoras del polvo. De ser necesario su uso, deberá circunscribirse a momentos después de actividad presencial de personal y estudiantes.

• Todos los productos para la desinfección deberán tener acción demostrada para la eliminación de organismos multirresistentes en las superficies y tener disponible la hoja de seguridad o ficha técnica a disposición del personal que la requiera.

II. Método de desinfección

Se deberán desinfectar las superficies y los pisos con una solución de 10 ml de lavandina (con concentración de 55 g/litro) en 1 litro de agua. De utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, se deberá colocar el doble de lavandina para lograr una correcta desinfección (20 ml de lavandina por cada litro de agua).

Cabe señalar que tanto la limpieza como la desinfección mencionadas pueden aplicarse fuera de los establecimientos educativos.

Prof. Lic. Gabriela Buffagni
Lic. En Nutrición (MN3190 – UBA)
Prof. Regular Titular Cátedra de ASA 
Facultad de Medicina (UBA)
/Nutrición Nuuff  |  @gabrielabuffagni
gabrielabuffagni@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here