El regreso de las vacaciones y la salud de nuestros animales

39

Cuando finaliza el tiempo de vacaciones y se sienten los últimos días de calor y humedad, es un buen momento para hacerles un “sérvice” veterinario a nuestros animales: perro, gato, etc.   Durante la época estival es probable el contagio de una serie de enfermedades. Si fueron a la playa, sierra, montaña, campo o se quedaron en una guardería o en su casa no importa. Las pulgas, garrapatas, mosquitos son transmisores de algunas enfermedades molestas, algunas graves.  La dieta cambia, la posibilidad de ingerir sustancias extrañas es mayor, las otitis, los problemas de piel como los famosos “parches calientes”, espinillas clavadas en las patas, que son casi invisibles pero generan mucho dolor, trastornos en los ojos, etc. La parte anímica también cuenta. Si van a guardería o se quedaron con los abuelos puede que extrañen, que se sientan abandonados y eso le baja las defensas. Esto le pasa igual a perros que a gatos, pero estos últimos tienen sus problemas especiales. Sea como sea, es aconsejable que lleve a su animal al veterinario para quedarse tranquilos. Obsérvelo: si está triste, caído, inapetente, con el pelo opaco, tiene vómitos o diarreas, se cansa mucho la cosa es mucho más urgente. Una revisación clínica completa nos permitirá conocer su estado general. El color de las muco-

sas nos indicará si hay anemia, la piel y el pelo son grandes indicadores de problemas internos, el peso y la actitud nos completarán el panorama. Análisis de materia fecal y tal vez de sangre en busca de endoparásitos pueden ser necesarios. Debemos tratar de hacer un buen diagnóstico para luego darle el tratamiento indicado. Algunos desparasitan “al tun tun” sin ningún tipo de certeza sobre qué parásitos estamos combatiendo. La podemos pegar de carambola, pero no es seguro. La homeopatía también nos ayuda para el tratamiento antiparasitario, elevando las defensas del animal para que se eliminen los bichitos indeseables. Desde que Buenos Aires se transformó en una ciudad tropical aparecieron las enfermedades tropicales que afectan a nuestros animales. Nombres nuevos como Erlichiosis, Anaplasmosis, Babesiosis, Hepatozoonosis que antes sólo veíamos en los libros de clínica ahora son habituales en nuestros consultorios. En el caso específico de los gatos tendremos en cuenta que son especiales y totalmente diferentes de los perros. Ellos son felinos, vienen de vivían cazando y protegiéndose de ser cazados.  Predadores y presa al mismo tiempo. Por lo tanto están genéticamente formados para ocultar el dolor y cualquier síntoma de enfermedad. Por lo tanto a veces es difícil de darnos cuenta de su problema. Existe una campaña de la AAFP (Asociación Estadounidense de Especialistas en Felinos), denominada: “Gatos saludables para toda la vida” que tiene los diez (10) signos sutiles que indican enfermedad. Compartiré con ustedes los puntos de dicha campaña a tener muy en cuenta en el día a día:

1- Conducta de eliminación inapropiada.

2- Cambios en la interacción (con su propietario, con otros animales, con el ambiente).

3- Cambios en la actividad.

4- Cambios en los hábitos de sueño.

5- Cambios en el consumo de agua y/o alimento.

6- Pérdida o ganancia de peso, inexplicada.

7- Cambios en la conducta del aseo.

8- Signos de estrés.

9- Cambios en la vocalización.

10- Mal aliento. 

Agregaría por mi cuenta un 11- Comen las piedritas sanitarias o lamen compulsivamente el piso, paredes y brazos de la gente. 

La homeopatía puede ayudar mucho tanto al combate de enfermedades parasitarias, como infecciosas, porque tiene herramientas poderosas para elevar las defensas internas de los animales, arma fundamental para luchar contra estas enfermedades. En el caso específico de una enfermedad tenemos los llamados “nosodes” que están elaborados con material infeccioso y actúan como vacunas.  En los otros problemas como otitis, parches calientes, dermatitis, al ser una medicina de terreno, además de corregir el problema evita la recidiva, evita que la enfermedad regrese. Ni que hablar en los casos emocionales. Animales que están tristes, enojados, ofendidos porque se sintieron abandonados, o la pasaron mal durante el periodo de vacaciones sufriendo un stress peligroso para su salud. Ahí la homeopatía no tiene rivales, es el único camino para resolver esos problemas. 

Espero que les sirva esta información. No deje de consultar porque a veces es una pavada, pero otras es un caso grave que tratándolo tempranamente tenemos muchas chances de solucionar.  Como siempre me despido con un…

  Hasta la próxima. Salud y alegría.

MV. Jorge S. Muñoz
Médico veterinario homeópata
www.homeovet.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here