El péndulo – Abril 2020

18

Como si se tratara de una película vivimos estos días, oscilando entre momentos de tranquilidad y estados de angustia. Una rara mezcla; hiperconectados con los medios de comunicación y nuestra planta del balcón, que está más verde y tan maravillosa en su detalle, porque hoy tengo tiempo de verla y se me vuelve imprescindible. Todo cambia de lugar, nos volvemos agradecidos, más solidaros, añoramos las pequeñas cosas. Y casa se vuelve segura, en el mejor de los casos y tomamos conciencia de los que no la tienen, de las mujeres que sufren, de los olvidados… La pandemia saca a relucir quienes somos, extrañamente se vuelve bendita para nuestro planeta, nunca imaginamos que podríamos detenernos un poco…

La pandemia nos aúna, nos obliga a vivir en el presente como tantos sabios nos han dicho. Nos lleva a delegar en otro nuestra voluntad, por el bien común.  

“Que gran aprendizaje esta mierda”- me digo por adentro, emocionada por el amor que nos demuestran los demás y al ver la entrega de los más solidarios, esos a los que les late la capa debajo de la ropa. 

Pendulando en las emociones, así todo el día, cada uno viviendo su propia prueba. 

Esta edición de abril fue muy meditada, en 28 años nunca dejamos de salir y sin embargo dudamos muchos días: pero fue tal el apoyo de nuestros anunciantes y columnistas que acá estamos, todos juntos, unidos en las distancias, esforzándonos por seguir adelante, aportando notas que te nutran y que nos ayuden a todos. Y para cuando todo esto termine, porque va a terminar, salir airosos, mejorados. No hay duda de ello. 

Seamos solidarios con nuestros vecinos, y con los más vulnerables, acompañemos con oraciones o buenos pensamientos, seamos positivos…

Y te dejo una frase que escuché: “La preocupación es la imaginación del miedo”; mantengámonos en el presente. Hagamos lo que debemos hacer. Y saldremos victoriosos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here