El Juicio de los Tontos

27

Año 2022, visto desde el Tarot tenemos 2 grandes Arcanos trabajando juntos este año, como en el anterior lo hicieron El Juicio (Arcano 20) y El Mundo (Arcano21), ahora es el turno de El Juicio y El loco o el tonto (Arcano 22). “El Juicio”, donde las personas están desnudas porque no pueden esconder su verdad ni sus pecados, y están a punto de ser enjuiciados; el ángel viene a pedirnos cuentas sobre aspectos terrenales y la manera en que vivimos nuestra vida. El juicio se aplicará de manera justa e indiscriminada para todos. El Juicio nos acompañará durante todo el siglo y el resto de los 21 arcanos se irán desplegando año tras año. El Loco o El Tonto, es quien va perdido y sin rumbo. A primera vista bien podría decirse que sí es un tonto, ya que anda vestido de bufón y parece que ha huido sin preocupaciones, caminando con la vista al cielo, pero sin fijarse que está a un paso del precipicio…

Este tonto que camina distraído hacia un precipicio es una criatura que no vive en la realidad, es una criatura que nadie tomará en serio, aparentemente no sabe qué busca ni a dónde quiere ir. El tonto puede ser catalogado como un imprudente, irresponsable y despistado. Aquél que no escucha a sus instintos -el perro-, y que vive la vida sin prestarle atención a nada. El Loco vestido de Bufón es el símbolo de la anarquía que reina en el mundo. Por su vestimenta, podemos intuir que el mundo se ríe de él, ya sea de su locura o de su cordura. El hecho de que porte una especie de equipaje, viene a significar que ha roto con todo y se ha lanzado a lo desconocido, El bastón sobre el que se apoya puede simbolizar un futuro sin rumbo, una existencia vacía hacia un destino incierto. Se podría decir que es con algunos matices, símbolo de cierto aislamiento social, o cierta predisposición a la soledad y a la marginación. Predomina lo impulsivo, donde se nos esboza una situación temperamental y sin apenas reflexión. Se perciben una serie de acontecimientos que se precipitan y no se pueden frenar. También el significado del Loco tomándolo más literal, diciendo que él está actuando como un tonto o muy impulsivamente en ciertos campos de su vida y que debe darse cuenta que está tomando riesgos innecesarios o que no piensa en las consecuencias de sus actos.

Estos Arcanos nos revelan facetas de la complejidad que ha cobrado la vida diaria. Mientras se robotiza a la humanidad y se humaniza la máquina. La humanidad camina desorientada con un pie en el precipicio y la mirada perdida más allá de las estrellas. En el siglo del Juicio cada Arcano atravesará las diferentes etapas del juzgamiento y deberá rendir cuentas sobre su experiencia en la tierra. El tonto o El Loco en nosotros está siendo juzgado y todas las decisiones tomadas con irreflexión y sin conciencia se volverán contra nosotros mismos, como si cayéramos en un abismo. Sentiremos el peso de la soledad, el aislamiento y la marginación como un castigo divino al cual someternos sacrificando nuestros propios deseos, planes y metas en aras de un todo mayor el cual será solo vana ilusión. Ya que quienes toman las decisiones importantes en el mundo estarán atravesados por este arcano.

Hasta la llegada del Mago en el 2023 (El Juicio de Los Magos) no abra una visión clara ni un camino claro por donde se desarrollará el destino de la humanidad. Para nosotros como individuos, El Loco nos invita a la reflexión, a la búsqueda interior, cuando en el exterior no podemos avanzar por el riesgo de caer en el abismo, debemos buscar la huella interna para desandar lo andado y reconectarnos. De lo contrario seremos juzgados en El juicio de los Tontos.

 Por Ignacio Conde

iconde@boti-k.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here