El estornudo inverso en nuestros perros

19

El estornudo inverso es una afección que padecen algunos perros, que se produce por varios mecanismos diferentes. Un reflejo de sensibilidad en la garganta”, una “respiración paróxistica”, un “reflejo nauseoso faríngeo”. Suele ocurrir con más frecuencia en razas pequeñas, quizás porque tienen gargantas y tráqueas más pequeñas. Las razas braquicefálicas (de cara plana) como los Pugs, Pekineses y Bulldogs tienen paladares blandos alargados y a veces succionan el paladar hacia la garganta, lo que puede desencadenar un episodio de estornudos inversos. 

¿Cómo se ven y suenan los estornudos inversos? En un estornudo regular, el aire sale por la nariz. Como su nombre lo indica, en un estornudo inverso el aire entra en lugar de expulsarlo, de forma rápida y ruidosa. Algunos perros estornudan al revés tan a menudo que es un evento más o menos normal. El sonido de un estornudo inverso suele ser repentino y sorprendente, razón por la cual muchos dueños de perros piensan que su perro se está ahogando o está teniendo problemas o un ataque de asma. Un perro que estornuda al revés a menudo se queda quieto con las patas delanteras separadas, el cuello extendido o la cabeza hacia atrás y con los ojos muy abiertos o abultados mientras emite un fuerte resoplido. ¿Cuáles son las causas de los estornudos inversos? Lo provoca un espasmo de la garganta y el paladar blando. El cual se desencadena por una irritación de la garganta, la faringe o el área laríngea. Los desencadenantes comunes incluyen: Tirar de la correa, un collar que es muy apretado, una situación de estrés, algún irritante en el ambiente: sahumerio, perfume, sprays, etc.  El componente emocional es muy importante, de ahí que el tratamiento homeopático se base en equilibrar al paciente para que reaccione mucho menos. 

La homeopatía siempre trata de buscar un equilibrio y esto hace que la hipersensibilidad disminuya. Es cierto también que estos ataques repetitivos generan en nuestros amigos un mecanismo que a veces son capaces de desencadenar casi a voluntad. Lo van a usar cuando se vean comprometidos en alguna circunstancia: cuando hicieron algún lio y viene la reprimenda, cuando llega alguien que no es bienvenido, cuando se asustan por algo nuevo. En estos casos los ataques al igual que el asma de los gatos son manejados inconscientemente casi a voluntad por estos animalitos. 

¿Cómo ayudar a un perro que estornuda al revés? Los estornudos inversos rara vez requieren algún tipo de tratamiento. Tan pronto como pasa el episodio, la situación se resuelve. Pero debido a que los estornudos inversos pueden poner a su perro bastante ansioso, es importante que mantenga la calma. A menudo, el mayor problema que veo como veterinario es una respuesta de pánico condicionada en el perro que ha sido provocada por un dueño que se asusta cada vez que el perro estornuda al revés. Es importante recordar que la mayoría de los perros son bastante sensibles a las emociones humanas. Si sientes la necesidad de hacer algo por tu perro durante un episodio de estornudo inverso, puedes masajearle la garganta para aliviar el espasmo. También puedes intentar cubrirle las fosas nasales con los dedos mientras pasa. Esto hará que trague, lo que puede ayudar a despejar la irritación y detener los estornudos. Te recomiendo que prestes atención a cuándo ocurre el estornudo inverso, dónde está tu perro y qué está haciendo justo antes o cuando comienza. 

Si puedes identificar los desencadenantes de sus episodios de estornudos inversos, puedes trabajar para reducir o resolver el problema. Si te es posible graba a tu perro durante un episodio, esto le podría ayudar al veterinario a determinar si se trata de un estornudo inverso o tal vez es algo más. 

Si tu perro experimenta episodios prolongados de estornudos inversos, secreción nasal u otros problemas respiratorios, es hora de hacer una cita con el veterinario. Si puedes identificar la causa que desencadena el episodio sería muy bueno para evitarla. Por ejemplo, un pacientito mío, tenía un ataque cada vez que salía a pasear. Lo que ocurría es que tiraba de la correa y se comprimía el cuello desencadenando este “reflejo”. Poniendo un pretal en lugar de collar se solucionó el tema. Otro tenía estos ataques cuando abrían la puerta del fondo, donde había un gato vecino que lo provocaba y lo tenía a mal traer. Fue complicado poder convencer a nuestro amigo de que el gato era totalmente inofensivo. La homeopatía es de mucha ayuda en estos casos. Debemos buscar el remedio individual para que lo equilibre. En algunos casos más graves hay que hacer estudios radiográficos para descartar patologías más graves, como la estrechez de la tráquea.  A no asustarse y a consultar con su veterinario homeópata.

.

Envío a todos los lectores -y sus compañeros perrunos y gatunos- de Convivir, mis deseos de Salud y Alegría para el año que comienza!!

MV. Jorge S. Muñoz

Médico veterinario homeópata

Atendemos días Martes y Sábado por la mañana.  

Solicitar turnos al 114420-4998 y 4632-3558

homeopatia5@gmail.com   |   www.homeovet.com.ar

@homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here