Doble omega 3: Aceite de pescado + aceite de chía

4

No todas las grasas son malas, existen grasas buenas, son los ácidos grasos poliinsaturados (AGPI), grasas que ayudan a mantener el cuerpo sano y a su buen funcionamiento. Los AGPI son una fuente de nutrientes vitales que nuestro organismo no puede fabricar; es fundamental consumirlos diariamente, el ejemplo principal de grasas buenas son los ácidos ω3. La naturaleza nos brinda alimentos tanto de origen animal como vegetal que lo contienen. Nuestro cuerpo no puede fabricar ω3, el aceite de pescado y el aceite de las semillas de Chía, son las fuentes naturales principales para incorporar ω3 a nuestro organismo. Es importante incorporarlos en un mismo producto que contiene los aceites purificados de pescado y chía, sumando los beneficios. Los ω3 son ácidos grasos esenciales poliinsaturados, ácido Docosahexaenoico (DHA), ácido Eicosapentaenoico (EPA) y ácido alfa-linolénico (ALA), que tienen efectos beneficiosos en el cuidado de la salud cardiovascular, ayudando a disminuir los niveles de colesterol y triglicéridos, reduciendo así, factores de riesgo de enfermedad cardiovascular. EL DHA también tiene efectos sobre el desarrollo del cerebro, el sistema nervioso y los ojos por lo que es importante consultar al médico la forma de incorporarlo en la alimentación de los niños.

Suplementan dietas insuficientes. Consulte con su médico y/o farmacéutico

Garden House – Salud Sustentable 
www.gardenhouseargentina.com.ar
/gardenhousearg   @gardenhousearg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here