Dermatitis en perros y gatos: Temporada de Parches calientes

9

Se acerca el verano y los problemas de piel son las estrellas del momento. Alergias estacionales por el polvillo de los árboles, el contacto con pastos y plantas, el alimento nuevo, las pulgas, mosquitos y garrapatas pueden ser el motivo que desencadene estos males. Uno de los síntomas frecuentes es el llamado “Parche caliente” o “Hot Spot” en inglés. Es un área dolorosa de la piel donde la carne está viva, por lo general tiene un color rojo intenso y con frecuencia, el pelo ha sido lamido, restregado o arrancado con los dientes. Es frecuente en perros y mucho menos en gatos.  Normalmente, la zona en y alrededor del hot spot está irritada y huele mal. Es una dermatitis superficial circunscripta sumamente molesta, la piel inflamada e infectada le da ese aspecto particular. ¿Qué Provoca los Parches calientes? El inicio es alguna molestia que haga que tu perro o gato se muerda o rasque una zona del cuerpo en especial, provocando la primera lesión que luego se va a inflamar y contaminar dándole ese aspecto de carne viva y secreción pegajosa mal oliente. Las picaduras de pulgas, un granito que apareció y provoca ese prurito intenso, perros viejos que tienen dolores articulares y generan desesperación y hacen que el animal se lama en forma compulsiva, irritando mucho más la zona. Animales hipersensibles o con problemas inmunológicos importantes. Los he relacionado a episodios de estrés agudo. Una mudanza, una pelea, se quedó solo y se desesperó, un día de calor intenso, un susto o terror por tormentas o petardos o cualquier otra cosa. Hay razas que son susceptibles como los Ovejeros, Collies, Airedale terriers, Goldens y Labradores que tienen el pelo largo pero también se dan en perros de pelo corto como los Bull terriers, Dálmatas, Dobermans, Dogos etc. Es importante comprender que los parches calientes pueden aparecer muy rápidamente. Por ejemplo, puedes dejar tu perro en perfectas condiciones una mañana para ir a trabajar, y para la hora en que regreses a casa, esté obsesionado con un área de su piel que está irritada, inflamada y con secreciones. Uno se pregunta ¿Cómo se hizo esa lesión tan grande en tan poco tiempo? Así aparecen. De repente. Uno ve al perro rascándose o mordiéndose y lloriqueando, porque la zona duele, se siente un olor fuerte y particular y al revisarlo nos encontramos con esa lesión que asusta de verla. Aclaro que no es algo grave, pero sí muy molesto. ¿Qué debemos hacer? Primero hay que tratar la herida: cortar el pelo alrededor del parche, lavar con agua a presión, con una manguera o duchador para quitar todo el contaminante. Se le puede tomar una foto, para enviar a tu veterinario y también para saber si la lesión va expandiéndose y creciendo de tamaño. Luego de lavar con agua la zona y depilarla, se coloca un desinfectante. La Clorhexidina es mi preferido porque no irrita y es muy potente, la solución de Iodo povidona el famoso Pervinox también se puede usar, pero es un poco más irritante, luego tenemos los desinfectantes naturales como el Tea tree, Caléndula, Aloe etc. Después de desinfectar hay que colocar una crema antiinflamatoria, que puede tener antibióticos, hay varias en el mercado nosotros usamos una que se llama Isami, también está el Terra cortil de farmacia y por último podemos añadir una crema de aloe, o de caléndula como bálsamo para quitar el dolor. No está indicado aplicar antibióticos por vía general, ya sea por boca o inyectables. Hacer un tratamiento para eliminar las pulgas, si las tuviera, cambiar la comida por unos días, dando alimento natural o especial. Hay que proteger la zona para evitar que el perro se vuelva a lamer o rascar. Se puede colocar un collar isabelino para evitar que llegue. A mí no me gusta porque lo pone más nervioso. Se pueden poner camisetas de algodón que se pueden armar caseramente o con viejas remeras que cubran la zona. Desde la homeopatía es importante descubrir la causa y conocer las características del animal para buscar su remedio homeopático individual. El remedio que cubra los síntomas actuales de nuestro paciente y posteriormente se hará el tratamiento necesario homeopático para disminuir la tendencia a repetir estos episodios de parches calientes. Muchos pacientes que venían con varios años de parches a repetición, generalmente todos los años en el verano varias veces, luego de un tratamiento homeopático individual, disminuyeron sensiblemente la frecuencia y gravedad de los mismos. Les recuerdo que el tratamiento es local y homeopático. No hay que usar antibióticos o corticoides en forma general salvo casos muy especiales. Vamos por un perrito y gatito feliz.

Salud y alegría!

Durante la cuarentena estamos atendiendo los días Martes y Sábado por la mañana. 

Solicitar turnos al 4632-3558

Por MV. Jorge S. Muñoz
Médico veterinario homeópata
homeopatia5@gmail.com   |   www.homeovet.com.ar
@homeovetmunoz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here