Demoliendo 10 mitos alimentarios

18

Con respecto a la bromatolagía

• Mito 1: “Se debe lavar el pollo antes de cocinarlo” 

FALSO: La contaminación microbiana que puede tener el pollo disminuye, solamente, a niveles seguros durante su cocción. El lavado del pollo implica un riesgo potencial al salpicar las superficies de la cocina.

• Mito 2: “Las conservas caseras con mucho aceite, a temperatura ambiente, no son peligrosas” 

FALSO: La mayoría de los microorganismos patógenos (es decir, que causan enfermedades transmitidas por alimentos) crecen y desarrollan en ausencia de oxígeno, con lo cual, el aceite en exceso es un aislante frente al oxígeno.

• Mito 3: “El fuego mata todo” 

FALSO: Los alimentos pueden tener distintos tipos de peligros (físicos, químicos y biológicos), y no todos se eliminan por cocción. Aquellos que posean toxinas y/o esporas, luego de un enfriamiento inadecuado, dichas esporas se transformarán en bacterias, pudiendo tornar dicho alimento en un alimento peligroso.

• Mito 4: “La fecha de vencimiento de un producto, no es estrictamente así” 

FALSO: La fecha de vencimiento se establece para garantizar que el producto no nos causará una enfermedad transmitida por alimentos y mantendrá las características organolépticas propias del producto.

• Mito 5: “Las tablas de plástico no acumulan microorganismos como las de madera” 

FALSO: Las ranuras, hendiduras y cortes que poseen las tablas con su uso, sí pueden acumular microorganismos.

• Mito 6: “Un alimento contaminado presenta signos de alteración” 

FALSO: La contaminación de los alimentos es invisible, inodora e insípida, con lo cual, es imposible evaluar la contaminación usando los sentidos.

• Mito 7: “Lo que me intoxicó, fue lo último que comí” 

FALSO: La ingesta de los alimentos contaminados y la aparición de los síntomas de enfermedad transmitidas por alimentos puede variar desde los 30 minutos y 3 días, e incluso, puede llegar a 1 mes.

• Mito 8: “Los huevos se guardan fuera de la heladera” 

FALSO: Deben refrigerarse para prevenir el desarrollo de una bacteria patógena (Salmonella), mantener sus características, y retrasar el envejecimiento desde la fecha de postura hasta su consumo. 

• Mito 9: “Es segura la comida casera” 

FALSO: Depende del grado de conocimiento sobre inocuidad alimentaria que posee la persona que cocina, es decir, si conoce e implementa las buenas prácticas de elaboración.

• Mito 10: “Los alimentos orgánicos o naturales, son inocuos” 

FALSO: La contaminación biológica puede ser similar a la de los alimentos de producción tradicional no orgánica, a pesar de reducir el uso de agrotóxicos.

Prof. Lic. Gabriela Buffagni
Lic. En Nutrición (MN3190 – UBA)
@gabrielabuffagni  |  gabrielabuffagni@gmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here