Como Financio Mi energía

0
Como Financio mi Energia
como y que hacemos con nuestra energía

Cambio de Valores

En la vida de un individuo, de un ser humano -como en todos los organismos vivos- la energía es fundamental para sostener el sistema que nos forma y nos constituye. Además, me permite actuar en este medioambiente, donde experimento la vida y del cual me nutro. La energía es fundamental para sostener la vida, mi vida. Cómo la administro, cómo la invierto y también como la produzco o la procuro pasa a ser también fundamental. En principio el ser humano necesita muchos tipos de energía; la energía para moverse y actuar no es la misma que necesita para calefaccionarse o crearse un clima confortable, o desplazarse a grandes velocidades. Vamos a centrarnos en la propia energía biológica que usamos a diario para existir y experimentar la vida.  Todo aquello que nos proporcione o nos brinde la posibilidad de producir y generar energía biológica, los tomamos como “Valores”. Un valor podría ser un alimento, o una bebida o el aire que respiramos. Del mismo modo que lo pueden ser el gas, la gasolina o el carbón. Siempre que producimos Fuego, consumimos Carbón (Tierra), Gasolina (Agua) y Gas (Aire) y la calidad de estos va a ser directamente proporcional a la calidad del Fuego o de la energía que queremos producir.  El aire que respiramos es una fuente de energía para nosotros los seres vivos y en especial los seres humanos por ser más complejos y tener muchas funciones y herramientas sutiles (y específicas) que otras especies no poseen; de allí que la calidad del Aire que respiramos es fundamental que sea óptima porque con un aire viciado, contaminado o adulterado nuestras funciones se deprimen y muchas dejan de funcionar, entre ellas la principal y fundamental, la conciencia para darse cuenta de que hay funciones que se están apagando. La calidad del Agua también es fundamental y podremos decir exactamente lo mismo al respecto de este valor. Así como la calidad del aire afecta a todo el cuerpo, pero principalmente al cerebro, la calidad del Agua afecta directamente a quien la bombea, ya que mucho sarro en el agua afecta a las bombas, a los calefones y calderas, imaginemos otros contaminantes verdaderamente tóxicos van a afectar todo nuestro organismo como lo haría una nafta adulterada en un automóvil. Los alimentos sólidos no se alejan nada de estos mismos conceptos de calidad, pero justamente los sólidos son los commodities de esta bolsa de valores, cuando vemos el precio del Oro, hablamos de oro puro y no adulterado, ya que el adulterado no cotiza en bolsa. Los alimentos para nosotros deberían ser iguales y regirse bajo las mismas leyes, no todos podemos consumir oro, pero los principios son válidos para la plata, el cobre, el maíz, el trigo o la soja. No es lo mismo ingerir almendras, que comer un crocante con sabor a almendras. Uno es alimento, un valor, lo segundo es un fraude y una estafa que va a perjudicar mi energía biológica. Para que esto no suceda tenemos que ser muy claros y concretos a la hora de invertir o gastar esta energía, tenemos que ser inteligentes y tener una verdadera estrategia y planificación que nos permita ser eficientes. Después está el valor agregado de cómo transformamos esa energía que producimos con el Aire, el Agua y la Tierra que nos procuramos para mantener encendido el fuego biológico. Para qué mantenemos ese fuego biológico encendido y en qué lo invertimos, es fundamental, ya que hoy en día la red humana ha extendido un patrón de juegos de inversión de energías no renovables, para sostener la ilusión de confort y entretenimiento, mientras se nos agotan las energías vitales y nos vamos de este plano sin siquiera entender para qué habíamos venido. Si todos nos concentramos cada vez en más cosas y en resultados cada vez más pequeños y específicos, extraviándonos en un juego laberíntico de pérdida del sentido, debemos tener en cuenta que la concentración, mientras más intensa, más energía consume, nos desgasta, nos desvitaliza y además no nos permite prestar atención, al “todo”, al “ahora”, a la experiencia de la vida, por estar concentrados en una partícula o en un protón de la existencia. Siendo que la Atención no consume energía, sino que es la mejor función para producirla, creo que deberíamos revisar nuestro sistema energético para no ir a la quiebra estrepitosamente y poder disfrutar de la experiencia y el placer de estar vivos, que solo requiere de estar atentos a procurarnos lo mejor para nosotros y el todo vivo que nos rodea.

iconde@boti-k.com

Artículo anteriorLos Taninos
Artículo siguienteVastu Shastra el yoga de las casas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí