Aceite de Sésamo

159

Aceites hay cantidades, de plantas, granos, frutas y más. Cada uno tiene sus características y suelen ser utilizados para diferentes cosas. En esta nota vamos a hablar sobre el Aceite de Sésamo. Éste, se obtiene a partir de las semillas de sésamo las cuales tienen muchísimas propiedades nutricionales y nos aportan gran cantidad de nutrientes. Incluso su elaboración se remonta a la antigua Roma donde era utilizado como remedio natural para la belleza. En la actualidad, es el aceite que más se usa en Ayurveda tanto para masajes como para tratamientos. Es muy sabroso y queda muy bien en muchos platos.

Entre sus características, sobresalen sus aportes nutricionales por su gran cantidad de grasas insaturadas, proteínas, vitaminas y minerales.

Para el cerebro: gracias al magnesio que combate el agotamiento físico y mental, fortalece el sistema nervioso y ataca las depresiones y por su contenido en vitamina E, fosfolípidos y lecitina que renuevan nuestra memoria y protegen nuestras células nerviosas, el aceite de sésamo es ideal para fortalecer la salud mental y prevenir enfermedades de esta índole.

Para el corazón: este aceite es utilizado para asistir nuestra circulación sanguínea, para reducir el colesterol malo e imposibilitar que la grasa se consolide en nuestras arterias y por eso decimos que es un gran aliado para cuidar nuestra salud cardíaca.

Para nuestros huesos y músculos: gracias a los ácidos grasos, linoleico y oleico que se encuentran en el aceite de sésamo se produce un efecto desinflamante y esto ayuda mucho a personas con problemas de artrosis, artritis, calambres, esguinces, tendinitis o cualquier dolor producto de una inflamación. He aquí su efecto antiinflamatorio. Además, por su contenido de calcio de origen vegetal, puede ayudarnos a mejorar problemas con nuestros huesos si son débiles o les falta fuerza.

Para el envejecimiento prematuro y la belleza: en este caso son agentes principales su contenido de antioxidantes y de vitamina E que ayudan a combatir las enfermedades degenerativas y el envejecimiento prematuro.
Asimismo, estos componentes ayudan a mantener o a recuperar la hidratación y regeneran la salud de nuestra piel, nos protegen de los efectos duros del sol y si se aplica sobre el cuero cabelludo, ayuda a prevenir la caída del cabello.
Por otro lado, se utiliza también para dolores menstruales y para la menopausia. En hombres, si se lo consume regularmente, es ideal para prevenir la infertilidad.

Si querés beneficiarte con las propiedades de este exquisito aceite se puede beber, dos cucharadas al día. Podés incluirlo en cualquiera de tus comidas como en ensaladas, para hacer las frituras (no debe usarse en grandes cantidades para no perder el sabor), o incluso agregado en las sopas.

Si querés devolverle la suavidad e hidratación a algunas partes de tu piel que la haya perdido o para evitar que suceda, se pueden hacer masajes circulares en la zona con el aceite de sésamo durante 15 minutos. Esto sirve para talones agrietados, arrugas, piel seca, varices y, además, para dolores de inflamación de alguna zona de tu cuerpo. Y claro, si necesitás revivir tu cabello o hay alguna parte de él que quieras mejorar, sólo hay que aplicar el aceite sobre éste, recogerlo en un moño y con un gorro de baño dejar que pase la noche, al otro día sólo basta lavarse el pelo normalmente.

Como se puede observar, el Aceite de Sésamo es un aliado sobresaliente para nuestras comidas diarias, proporcionándonos muchos beneficios y cuidando de nuestra piel y nuestros huesos. ¡No dejes de probarlo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here