Turrones Españoles: una tradición más vigente que nunca

0
recetas de estas fiestas , Turrones Españoles

Estamos a un paso de las fiestas, es un momento del año en donde nos abocamos a celebrar y agasajar a nuestros seres queridos. Y la comida siempre es protagonista de estas reuniones, y ni hablar de la clásica mesa dulce, infaltable en toda casa antes y durante los brindis de las 12.

Cuando hacemos la lista mental de esta clásica mesa, un ícono cultural que aparece siempre entre los primeros lugares, son los deliciosos turrones españoles. 

El origen del turrón

Muchos pueblos se han atribuido como propia la invención de este exquisito dulce navideño, pero la realidad es que el origen del turrón es incierto. Algunas leyendas cuentan que fueron los árabes quienes idearon el primero, ya que tanto los frutos secos como la miel son propios de su cocina. Esta primera especie de turrón era más parecido a un crocante de almendras enteras caramelizadas. Otras historias, mencionan a un pastelero barcelonés de apellido “Turró” como la mano maestra detrás su elaboración. 

La versión de turrón artesanal más conocida hoy en día, sin dudas tuvo sus inicios en España. Se asentó profundamente en la gastronomía y conquistó regiones de todo el mundo. 

Variedades de turrones

Si bien hoy se pueden encontrar muchas variedades y calidades en el mercado, ninguno se asemeja a la exquisitez del turrón español. Esta diferencia se debe principalmente a la calidad de materia prima utilizada y la proporción de ingredientes. 

Aunque parezcan similares, los turrones españoles contienen como ingrediente protagonista un único fruto seco: la almendra. Muchas veces, al leer los ingredientes de algunas variedades que podemos conseguir en el supermercado, podemos encontrar maní en su reemplazo. Más allá de la diferencia en la selección de ingredientes utilizados, también es importante poner el ojo en los porcentajes que representan dentro del turrón. En el original español podemos encontrar altos porcentajes de almendra, representando más de la mitad del peso de total del producto.

Otra diferencia importante entre el clásico turrón español en comparación con los que podemos encontrar en el supermercado es que este último cuenta con la presencia de endulzantes artificiales en lugar del azúcar, aromatizantes, conservantes y en oportunidades colorantes, lo que hace que estos turrones posean un precio inferior a costa de su calidad y sabor.

Si vamos a elegir un turrón para nuestra mesa dulce no busquemos cualquier turrón sino uno de calidad. Y continuemos con esta tradición que se mantiene vigente aún con el paso de los años.

Como identificar un turrón de calidad 

Existen dos variedades de turrones españoles muy reconocidos que poseen ¨identificación geográfica protegida¨. La misma no sólo avala la procedencia del turrón (Jijona o Alicante), sino también el uso de la receta original, la calidad de ingredientes y porcentajes de uso de estos.

.

¿Qué diferencias hay entre las opciones que ofrecemos en New Garden?

Turrón de Jijona: es una variedad de textura blanda, a base de almendras tostadas molidas con una presencia del 64% del turrón. También podemos encontrar en sus ingredientes azúcar, miel y clara de huevo. 

Turrón de Alicante: en este caso, la textura de este turrón es más dura y crocante, con un 60% del turrón en base a almendras tostadas. Al igual que el de Jijona, podemos encontrar azúcar, miel y clara de huevo. Esta variedad, cuenta con una fina terminación a base de oblea.

Otras variedades de turrones españoles:

Turrón de Yema o Yema Tostada

Turrón de Mazapán y Frutas 

Turrón de Coco

Turrón de chocolate con almendras

Opciones sin azúcar

Hay opciones en el mercado de turrones españoles aptos para diabéticos, que respetan la receta original de Jijona y Alicante (a excepción, por supuesto, de la adición de azucares). 

Estas Fiestas, celebremos compartiendo el sabor de la tradición…el placer de disfrutar un verdadero manjar de calidad suprema.

Por Camila B. Enrique
Lic. en nutrición (MN10891 – MP 6110)
Equipo de New Garden

Artículo anteriorFibromialgia
Artículo siguienteLos buenos deseos 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí