La Reina Vegana

La cocinera Nicole Just marca un camino hacia nuevos sabores como elección de vida.

237

Nicole Just nació y creció rodeada de cacerolas humeantes y sabores exquisitos. Con el tiempo, su camino fue virando hacia el veganismo y es allí donde hoy se destaca como una referente de este tipo de comida, exquisita y natural. Este gran cambio de vida no fue planificado. En 2009 conoció a un vegano por primera vez y su mundo la cautivó. Comenzó a investigar sobre el tema. “Estaba profundamente impactada por lo que leía. Me preguntaba por qué no me había enterado de toda esa información  que estaba allí, al alcance de la mano. Después de unos días de investigación decidí volverme vegana. En ese mismo momento. Fue la mejor decisión de mi vida”, cuenta Just cuando resolvió “discutir menos y cocinar más”. El proceso fue lento. Al principio, el veganismo se limitaba a la comida, pero luego fue aprendiendo sobre indumentaria vegana, cosméticos y comenzó a ajustar poco a poco su vida dentro de este marco. “La mejor parte es que aprendí a cocinar con alegría e inspiración. No había escuchado de hablar de manteca de almendras, calabaza o leche de castañas de cajú.  Ahora uso ingredientes como estos todos los días y estoy muy contenta por eso! Creo que se puede lograr una nueva perspectiva sobre la cocina y la comida llevando una dieta basada en vegetales y eso, lentamente, va mejorando las cosas no sólo para uno mismo como persona sino también para el medio ambiente y los animales”, sostiene.
La cocinera alemana escribió varios libros publicados por editorial Albatros y su veganismo gourmet se ha vuelto un éxito editorial en la Argentina. “Todos somos comunicadores en nuestro círculo por eso desde que me volví vegana siento la responsabilidad de comunicarlo, de mostrarle a la gente cuánta diversión y placer hay detrás del veganismo”, afirma.
Comenzar a publicar le enseñó a escribir recetas claras y precisas. A pensar como un chef pero también en las personas que están siguiendo esa receta, para que le resulte comprensible, consistente y fácil de comprender. La propuesta de Nicole pasa por el  disfrute. Por eso aconseja: “Dejar de pensar tanto, dejar de temer que algo salga mal y simplemente empezar a cocinar. Hay mucho que aprender sobre ingredientes basados en plantas, nuevas técnicas de cocina y nuevos sabores. El veganismo no busca la perfección, no hay una carrera que se debe ganar. Cada pequeño paso es importante”.
Las siguientes recetas pertenecen a su libro La Veganista Repostera, Ed. Albatros.

 

BROWNIES – Con nueces pecan

Para la masa:
2 cdtas. de semillas de lino trituradas
125 gr de chocolate amargo (con un mínimo de 55% de cacao)
200 gr de harina de trigo integral
1/2 cdta. de polvo hornear
170 gr de azúcar
1 cdta. de vainilla Bourbon en polvo
50 gr de cacao en polvo
170 gr de margarina vegana
150 ml de leche vegetal

Para el glaseado:
30 gr de margarina
2 cdas. de azúcar
5 cdas. de licor de naranja (según preferencia)

Además: Papel manteca para el molde
100 gr de nueces pecan (o sustituirlas por nueces comunes)
Para 1 molde cuadrado o rectangular (de 20×30 cm, rinde 12 porciones)
Preparación: 25 min.
Cocción: 20 min.
Cada porción aporta 385 calorías, 5 gr de proteínas, 25 gr de lípidos y 34 gr de carbohidratos

Para la masa, mezclar las semillas de lino trituradas con una cucharada de agua y dejar reposar por 5 minutos. Calentar el chocolate en un recipiente a baño María. Mezclar la harina, el polvo de hornear, el azúcar, la vainilla, las semillas de lino, la margarina y la leche vegetal y revolver todo con un batidor hasta que quede una masa lisa. Precalentar el horno a 190º. Colocar el papel de cocina en el molde y cubrir con la masa hasta que quede lisa. Colocar las nueces en fila e insertar algunas adentro de la masa. Para el glaseado, colocar en una cacerola la margarina y el azúcar con los 50 ml de agua, hervir y dejar cocinar por 30 segundos. Agregar el licor de naranja (en el caso de que se utilice). Verter la mezcla sobre la masa. Cocinar por 20 minutos en el horno medio. Dejar enfriar completamente en el molde y cortar en 12 porciones.

TARTA – Tomates y Almendras

Para la base:
2 ramitas de estragón
300 gr de harina Espelta ( o Integral)
1 cda. de azúcar
1 cdta. de sal
1/2 cdta. polvo de hornear
180 gr de margarina vegana fría o congelada

Para el relleno:
450 gr de tomates perita
60 gr de mousse de almendras.
80 ml de vino blanco seco (o caldo de verduras + 1/2 cdta. de vinagre de manzana)
1/2 cdta de orégano seco Sal / pimienta negra molida

Además: Harina de espelta (puede ser integral)
Margarina para el molde 5 hojas de albahaca para decorar
Pimienta negra molida
Para 1 tartera o molde desmoldable (26 cm de diáme- tro, 12 porciones)
Preparación: 30 minutos
Enfriado: 30 minutos
Cocción: 35 minutos
Cada porción aporta 240 calorías, 5 gr de proteínas, 16 gr de lípidos y 19 gr de carbohidratos.

Para la base, lavar el estragón, secar sacudiendo y picar las hojas. Mezclar los ingredientes secos con el estragón. Rallar la margarina congelada o colocar en trocitos la margarina fría y mezclar todo con un amasador o con las manos. Poco a poco agregar 3-4 cdas. de agua helada hasta que las migas se aglutinen. Amasar todo rápidamente con las manos. Formar un bollo con la masa y extender hasta que quede un poco más grande que el molde entre dos folios o con un poco de harina. Engrasar el molde, colocar la masa y hacer un borde de 2cm. Cortar los sobrantes. Colocar la base con el molde en frío por 30 minutos. Precalentar el horno a 180º. Pinchar la base enfriada con un tenedor varias veces y precocinar en el horno (medio) por 10min. Lavar los tomates y cortar- los en rodajas de 5mm. Poner a cocinar la mousse de almendras con el vino blanco o el caldo con vinagre. Cocinar revolviendo a fuego mínimo durante 3-4 minutos. Condimentar la salsa con orégano, sal y pimienta. Esparcir la salsa de almendras sobre la base y colocar las rodajas de tomate formando círculos un poco superpuestos. Cocinar la tarta en el horno (medio) 20-25 minutos hasta que los bordes estén levemente amarronados. Lavar la albahaca, secar sacudiendo, sacar las hojitas y cortarlas en tiras finas. Esparcir la albahaca sobre la tarta, también la pimienta y servir caliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here