El panorama visto en perspectiva

152

Cada día hay más dietéticas. Y toda moneda tiene dos caras: 

Para aquellos que se inician, es una oportunidad, una salida laboral. 

Es la concreción de un sueño. Consideran que, como corazón de madre, siempre hay lugar para uno más.

Para aquellos que ya están instalados, todo nuevo ingreso es una preocupación. Consideran que el mercado ya está saturado.

¿A Usted, qué le parece?

Elección del lugar: Para instalar un comercio, siempre, el punto de partida es la buena ubicación. No es una tarea fácil. Requiere estudio previo, estadísticas. Un trabajo de inteligencia. Caminar el barrio, sentarse en el bar, ver los flujos de peatones. Lo que hoy se constata es que casi casi, hay una dietética arriba de la otra. Algunas son puerta con puerta. No es una exageración mía. En un determinado barrio porteño, hay cuatro comercios en la misma cuadra. Dije bien, cuatro.

Y, en la cuadra vecina, hay tres más. Así que redondeamos: siete dietéticas en dos cuadras. Es la saturación.

Viene al caso comentar que, tampoco es conveniente buscar un descampado, un lugar poco o nada comercial. Ni mucho, ni poco.

¿Entonces, cómo quedamos? Busque un lugar dónde pasa mucha gente. Dietética requiere gente caminando continuamente. Caso sea una avenida: mejor. Caso sea una esquina: mejor

No confíe en la existencia de un edificio en frente. No se deje llevar por la idea que hay dos colegios cerca. 

Cuidado con la expresión: ¡aquí no hay dietéticas y la gente, hoy, quiere comer sano! Tampoco vale el discurso sobre el número de autos. En la calle Galván, Villa Urquiza, pasan más de 80 autos por minuto. Ningún negocio prospera.

La superficie: Los metros cuadrados cuentan. Cuanto más se parezca a un supermercado, mejor. La tendencia es hacia medianas o grandes superficies. ¿Un lugar para ver? ¿E inspirarse? Hay muchos. Caso necesite, escríbame y le mando lista por privado. Veo comercios muy chicos, una puertita. Entra poco público, la venta es baja, los costos comen la ganancia. Quedamos entonces que la superficie debería ser de mediana a grande.

Agrandar sin agrandarse: Hay varios comercios (de superficie mediana) que le encontraron la vuelta para ampliar el espacio. Son dietéticas con espacio mediano, cuya actividad les va muy bien. Le encontraron la vuelta. Uno de ellos es DAME TU MANO en la calle Quesada. ¿El secreto? Vende mucho por Internet. 

Conozco otros: dietética EL CEIBO, en Quilmes y ORDEN NATURAL en Plaza Irlanda. Todos ellos trabajan activamente en las redes sociales.

El surtido: El cliente espera diversidad. Y la diversidad cuesta.

Arranque por las frutas secas, de buena calidad. Busque dos opciones de frutas secas, algo caro y algo barato. Repito: las dos opciones. Más del 60% de las visitas a dietéticas, tienen como propósito, buscar buenas frutas secas. No conviene tener solamente la más económica, ni tener solamente la más cara. Ambas, hágame caso.

¿Sólo eso?: Después vaya agregando, por categorías. Comenzando con una marca por categoría. Ejemplo: una sola marca de tostada integral. Una sola marca de galleta de arroz. El tiempo dirá cuál es mejor para su negocio. Y no se sorprenda, si a los diez minutos de abrir, el cliente ya le pide algo que Usted no tiene. Respire. Anote en un cuaderno, dígale que intentará conseguir. Pero no se entusiasme. Usted deberá tener un surtido operativo. No agregue cosas por impulso.

Obviamente que, elegir un surtido adecuado, es una tarea laboriosa, requiere aprendizaje. Muchas de las enseñanzas no están en los manuales, están en el mostrador.

Especializarse: El cliente busca diversidad. Pero el mundo es grande. Alguna orientación prioritaria hay que tener. Necesitamos un mínimo de especialización. 

Eso va a depender del barrio, del target. 

Entre las especializaciones que son clásicas tenemos para sugerir: productos libres de gluten, legumbres, productos kosher, delikatessen, alimentos bajas calorías, orgánicos.

Entre las nuevas tendencias tenemos: fitness, veganos, nutrición deportiva.

Elegir el nombre: Elegir nombre es un arte. Pero, hay mucho de lo mismo. En las listas de los distribuidores, encontramos muchos comercios que tienen nombres parecidos, o que coinciden. Vida sana hay muchos. Girasoles también. No pretendo elegir por Usted, por lo tanto, dejo la pelota picando. Eso sí, tengamos en cuenta que Dietética es negocio de proximidad. No estaría mal agregar el nombre de la calle además de una denominación. También hay saturación de nombres mapuches. Todo muy parecido. Ya no impacta.

Medios de pago: Parece extraño, es de sorprender, pero muchas dietéticas no trabajan con tarjetas de crédito y débito. Tengamos en cuenta que el dinero electrónico llegó para quedarse. El pago en efectivo está en retroceso, por varios motivos. Y la posibilidad de pagar con tarjetas, incrementa el ticket promedio.

Redes sociales: Vivimos en la era del cambio acelerado. 

Todos esos años, a partir de la década del 50, venimos de sorpresa en sorpresa. Hoy, el teléfono celular ocupa el centro de nuestras vidas. En su inicio, el celular evolucionó lentamente (10 años para pasar de analógico a digital). A partir de la digitalización, los cambios son vertiginosos. Ya está asomando la era 5 G (que cambiará nuestras rutinas para siempre). Podemos decir que el cambio recién comienza. En los próximos diez años, la vida cotidiana será muy diferente. 

Muchos colegas, dueños de dietéticas, ya trabajan con las redes, principalmente Facebook y más recientemente Instagram. 

¿Y por casa cómo andamos?

Cierran comercios, continuamente

Ese es buen tema para la próxima nota.

Helio Perotto
Helio Perotto es brasileño, psicólogo, educador, con posgrado en comunicación comercial y teleeducación. Desde el año 2001 escribe regularmente y exclusivamente para los lectores de CONVIVIR (Marketing para Dietéticas). Es empresario PYME, dueño de las marcas Samurai, Gurfi y Clini. 

Para contactarse: helioperotto@gmail.com 

116274-6315 | fb/cereales.proteicos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here