Ordenes mentales

3

No es simple ni liviano el asumir el compromiso de mejorar, ni siquiera es un simple enunciado, ya que cada persona que lee y repite multiplica los buenos deseos como si fueran ondas concéntricas, expandiendo las buenas intenciones. Les pasamos los siguientes decretos, u órdenes mentales, para contribuir al bienestar personal y el bien común:
Deseo que mi mente se ilumine y me inspire para hacer solamente el bien. Y deseo que se iluminen los gobernantes del mundo, para que todos vivamos en paz y abundancia.
Me concentro únicamente en mejorar y en aportar lo mejor de mí para el bien común. Apuesto a la superación de los problemas y me comprometo en ofrecer las soluciones que estén a mi alcance para que la vida de todos mejore.

M.S.F

Artículo anteriorEl testigo en consciencia: el pendulo
Artículo siguienteOremos por el mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí