Miguel Ángel Colabella: “Nada es casualidad, solo perseverancia”

3

Desde 1985, Miguel Ángel Colabella y su familia llevan adelante la empresa “Colabella”, dedicada a elaborar productos saludables que se fabrican en la ciudad de Pergamino, Pcia. de Buenos Aires y se distribuyen en todo el país.

Con 37 años de trayectoria, esta compañía familiar diversificó su oferta y se expandió en el mercado nacional a partir de la investigación y experimentación en la elaboración de productos naturales.

Hoy cuenta con más de 85 opciones de complementos y suplementos, antioxidantes, desintoxicantes, deportivos y gourmet. Productos “Colabella” vende sus suplementos en 30 distribuidoras en distintos puntos del país y de modo on-line.

“Nos fuimos adaptando a la situación actual y en su momento, modificando formulaciones de acuerdo con lo que la gente necesitaba” – comenta Miguel. “La empresa desde sus orígenes fue y es familiar. Yo soy el pensador y ejecutor, pero siempre estuve acompañado por mi señora Silvina Lattanzio y mis hijos Cesar y Mariana “.

Un poco de historia

Miguel comenzó con la compañía en 1985 cuando conoció a Jorge Mallaret, dueño de Jugos Mallaret, quien participaba en planes de alimentación que utilizaban leche de soja como recurso nutricional, “en ese momento, la soja iba muy bien y ahí fue cuando hice la primer máquina y comencé a producir leche de soja”- recordó.

 “Con el tiempo, mientras mi hijo estudiaba y me acompañaba en la fábrica, comenzamos a hacer otros alimentos saborizados, en base a soja. Fuimos los primeros en el mercado en arrancar con esta línea de productos”. En 2008, Cesar falleció como consecuencia de un accidente “estuve 3 años con la fábrica parada. No podía entrar…”- recordó.

Fue en 2011 cuando retomó la producción, con el impulso de un nuevo producto “En ese momento comenzaban a utilizarse las semillas chiquitas como quinua, lino, chía, sésamo, mijo, que tienen muy buen poder nutricional, en tanto y en cuanto sean transformadas en polvo, así que inscribimos en Salud Pública un polvo para elaborar bebidas vegetales”.

En esta línea, el empresario narró un suceso particular cuando comenzaron a comercializar la bebida vegetal a base de alpiste: “Una persona me llamó para agradecerme porque su mamá había vuelto a leer. Yo no entendía cuál era la relación, hasta que me aseguró que, desde que comenzó a consumir alpiste, recuperó la vista paulatinamente… Me puse a investigar y descubrimos los beneficios que tiene para la salud. Hoy es uno de los productos que más vendemos”- afirmó.

En la actualidad Miguel está acompañado por Lautaro, hijo de Mariana, a quien está preparando, inculcando sus conocimientos para que vaya tomando la posta de la empresa en el futuro con sus hermanas, Nicole y Agostina. 

A pesar de los altibajos y las dificultades de todo emprendedor, Miguel Ángel recalcó que “Siempre seguimos trabajando y apostando a nuevos productos e inquietudes. Si miro para atrás, por desconocimiento he cometido muchos errores, pero son muchísimos más los aciertos”.

Fuente: www.primeraplana.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here