Microondas, una mala compañía

38

Si calientas o cocinas tus alimentos en un horno microondas por la rapidez en que lo hace, dañas los alimentos, tu salud y logras envejecer prematuramente. El horno usa energía electromagnética en la frecuencia vibratoria de las ondas de radio para generar un campo magnético oscilante que impulsa las moléculas de los alimentos a girar y alinearse polarmente con ese campo magnético, inmediatamente al interrumpirse la señal regresan a su posición original. Ese movimiento giratorio sucede 245.000.000.000 veces por segundo, lo que causa fricción y un drástico aumento de la temperatura de las moléculas de los alimentos.

Desafortunadamente esos giros y roces alteran, deforman e incluso desintegran las moléculas de los alimentos destruyendo sus nutrientes y convirtiéndolos en comida muerta, inútil.

Además al descomponer las moléculas crea radicales libres, átomos con un electrón sin pareja que buscando emparejarse ataca los enlaces moleculares orgánicos de las células, en los que almacena su energía vital. Y lo que es peor aun, al deshacer ese enlace, las partes que lo conformaban se convierten a su vez en radicales libres, lo que genera reacciones en cadena sumamente dañinas.

Así destruyen la fuerza vital del alimento y descomponen el ATP,  la molécula de Adenosín Trifosfato, C10H16N5O13P3, que usan las células del cuerpo para crear su energía vital. La usan para catalizar las reacciones químicas de sus procesos metabólicos, armar moléculas de ADN, respirar y contraer los tejidos musculares.

Como ejemplo del daño que te haces, si cocinas un brócoli en el microondas logras que pierda el 97% de sus nutrientes y de su fuerza vital, si lo cocinas en una estufa eléctrica pierde solo el 11%. Además los alimentos que cocinas en microondas, crean un quimo duro, seco y pegajoso -la masa pastosa de alimentos digeridos que salen del intestino delgado hacia el colon- lo que lo obliga a realizar un gran esfuerzo para desplazarlo y evacuarlo, proceso que le toma más tiempo y genera estreñimiento.

Tu salud es una de tus correspondencias de aprendizaje, logras mantenerla cuando asumes la responsabilidad sobre todo lo que piensas, sientes creas, y usas en tu vida, el microondas incluido…

Fernando Malkún

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here