La fascia, el tejido que nos protege y mantiene en movimiento

44

La fascia corporal, es un tejido conjuntivo que rodea todos los órganos, músculos, ligamentos, tendones, en forma continua y tridimensional permitiendo mantener cada parte del cuerpo en su correcta posición y funcionamiento. 

Entre las funciones más importantes encontramos que se encarga de la cicatrización de heridas, funciona de protección, absorción de impactos, sostén, mantiene el bombeo circulatorio y linfático convirtiéndose en el medio de transporte entre y a través de todos los sistemas del organismo, tiene una importante función de inmunidad y en la regulación de la temperatura. Esta fascia es un órgano sensorial, está muy inervada por mecanorreceptores y cuando está rígida o comprimida genera dolor.

Actualmente estamos generando una disfunción de nuestro sistema fascial con el constante y progresivo deterioro de nuestra postura corporal. Una de las actividades más traumáticas para nuestra fascia es la prolongada e incorrecta posición sentados con la cabeza proyectada hacia adelante, la que lastimosamente adoptamos gran parte del día. 

Cuánto menos nos movemos más dura y acortada se pone la fascia, pierde su capacidad de deslizamiento, sobre estimula los mecanorreceptores y da por resultado dolor. 

Lo bueno es que la fascia responde muy bien al tratamiento manual, con terapias osteopáticas como la inducción Miofascial. ¡Y lo más importante como siempre es prevenir!! Con ejercicios regulares, elongaciones, mantenemos nuestro sistema fascial activo y flexible.

Una recomendación clave para la gente que trabaja sentada, es moverse 2 minutos por cada media hora quietos, o 4 minutos por cada 1 hora. 

No es posible mantener un cuerpo saludable sin que exista un sistema fascial saludable.

Lic. Ana Ojeda
Lic. en Kinesiología y fisioterapia (UNC) MN9777
Osteópata (EOBA- UBA)
@lic_anaojeda        
1152618420

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here