En el mes de la concientización sobre el autismo, quiero hablarte de esperanza

19

Siempre estamos esperando que el otro, tenga empatía con nuestros niños que tengan consideración por su diagnóstico y nos quedamos ahí, no vamos más allá. 

Yo vi al autismo de esta forma por mucho tiempo, esperaba que el otro sea empático con mi hijo, que entendiera las razones de sus crisis y sus berrinches, pero la que tenía que entender cómo funcionaba esto, era yo. 

Cuándo iniciamos el cambio de alimentación en la vida de Federico, comenzamos a ver muchas transformaciones que nos dieron un panorama diferente. Hoy sabemos que muchos de los comportamientos que tienen los niños con autismo son a causa de su intestino, su permeabilidad intestinal, su disbiosis y muchas patologías que se desglosan desde ahí.  Cada día, aparecen más estudios que lo confirman. Desde mis asesorías, diariamente, encuentro más y más padres que apuestan por este cambio, porque una salud correcta, viene de la mano de una alimentación correcta. 

Comenzamos el cambio de alimentación de mi hijo con 5 años y un diagnóstico de TGD no especificado; hoy con 10 años estamos frente a un niño completamente funcional, casi sin diagnóstico o sólo con un déficit atencional. Seguimos apostando por el cambio, porque este cambio nos dio calidad de vida. Hoy Fede, es un niño que no se enferma, que olvidó lo que es vivir con broncoespasmos, otitis y muchas de las enfermedades habituales que tenía; antibióticos y corticoides a mansalva, hoy estamos libres, vemos la salud desde otro punto.

Creo que la mejor forma de concientizar, es ésta, viendo desde donde partimos, sabiendo que podemos mejorar mucho la calidad de vida de un niño con autismo, eliminando de su vida el azúcar, el gluten y el lácteo; que podemos hacer procesos de fermentación, para que sus intestinos digieran mejor los alimentos que consumen. Creo que la mejor manera de celebrar este día, todos los días, es creyendo en ellos, dejando de mirar el diagnóstico y mirarlos a los ojos, para darnos cuenta de la infinidad de posibilidades que hay dentro de nuestros niños. No por nada nos cuentan, que el diagnóstico de nuestros hijos con autismo, deberían de ser escritos en lápiz.

Creemos conciencia alimentaria, para ellos y para todos los niños del planeta, para que los números del CDC logren bajar, que el 1 en 30 de hoy pueda ser historia y que más niños disfruten de una salud perfecta. Por muchos más niños que logren calidad de vida, cambiando sus hábitos de vida.

Cynthia Intile
Asesora nutricional certificada

@amonutrirte

Artículo anteriorTu propio Compost
Artículo siguienteHemorroides, tratamiento natural

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí