Elaboración de elixires florales

234

Para producir elixires florales se puede utilizar rocío destilado, recién recogido o del año anterior. Recolectaremos la flor que nos interese en el momento en que el planeta relacionado con ella esté en su mejor posición. Usaremos un cuenco de vidrio y, con actitud impecable, cubriremos la superficie del líquido con las flores recién cortadas y dejaremos que les dé el sol hasta que se marchiten

El aspecto y olor que toma el rocío se debe a una de sus cualidades: es capaz de pudrir cualquier materia vegetal de forma rapidísima. Lo que hace posible uno de los secretos de la alquimia y la espagiria: la “reincrudación”. Como en los tiempos que corren ya no estamos para secretos, diré que la reincrudación es lo que permite que en el proceso espagírico se puedan separar los tres principios de los que cualquier animal, vegetal o mineral está compuesto: Mercurio (principio femenino, yin, principios volátiles etc), el Sulphur o Azufre (principio masculino, yang, sustancias más densas generalmente solubles en alcohol, aceites esenciales, grasas etc) y Sal (sales minerales, sustancias no solubles, cenizas etc). Además, el rocío tiene la capacidad de capturar Espíritu Universal, que es la energía vital o prana que anima a todos los seres vivos de esta cualidad.

Quiere decir por tanto que pese a su apariencia, el rocío o Lágrimas de la aurora no es agua. El delicioso olor a establo (o caca de vaca) se evita colando el rocío para eliminar las sustancias vegetales que hayan podido recogerse. Posteriormente se destila en una proporción de cuatro quintas partes, es decir, de cada cinco litros de rocío aprovechamos cuatro y el resto se tira o se añade al compost, lo que sin duda acelerará su fermentación. Si no disponemos de un equipo de destilación podemos usar una olla a presión fijando al pitorro de salida un tubo de goma u otro material que resista el calor. Este tubo de goma lo sumergimos en agua -por ejemplo en el fregadero- y el extremo libre lo metemos en un recipiente para recoger el destilado. Este sistema nos sirve para destilar agua o cualquier líquido que no requiera un especial cuidado con la temperatura. En el caso de la destilación del alcohol el proceso es un poco más complicado porque necesitamos controlar las temperaturas para que no sobrepasen los 75 u 80º C. Una buena idea es conseguir algún viejo alambique de los que se han usado de siempre para destilar *orujo. Por cierto, un buen aguardiente de orujo de unos 60º es excelente para realizar tinturas caseras de las que ya os hablaré.

(*NR: El orujo es la bebida alcohólica procedente del hollejo de uva)

Preparando elixires florales

Volviendo al rocío, una vez destilado nos puede servir para múltiples operaciones. La que nos ocupa en este artículo, la producción de elixires florales, puede hacerse con rocío destilado, con lo que podemos aprovechar el del año anterior, o rocío recién recogido, con lo que sólo tendremos que colarlo ya que después irá estabilizado con alcohol y no se alterará.

Una vez destilado o recogido el rocío, procederemos a elegir la flor que nos interese. Para su elección podemos usar el sistema tradicional de signaturas o recurrir a las flores ya estudiadas por los investigadores como las del doctor Bach. Recomiendo: recoger las flores cuando están en el máximo de su madurez y como dos horas después de la salida del Sol, eligiendo si es posible un día de flor, tal y como se indica en los calendarios de agricultura biodinámica (excelente el de María Thun publicado por la editorial Rudolf Steiner). Es menester además usar un cuenco de vidrio (si es de cristal de roca mejor).

El cuenco con rocío se coloca al lado de la planta candidata a ser “benefactora de la humanidad”, cubrimos toda la superficie del líquido con las flores recién cortadas y dejamos que les dé el sol hasta que se marchiten. Ni que decir tiene que durante el tiempo que eso ocurre, la actitud del operador debe ser impecable; cada cual que lo entienda como quiera.

Cuando se han marchitado las flores, colamos el líquido y le añadimos la misma cantidad de brandy. Es importante que sea brandy y ¡por favor! no usar alcohol, ni aguardientes, ni orujo, ni como pretenden los terapeutas florales new age… vinagre de sidra. Procuren que el brandy sea bueno, ya que va a actuar manteniendo la información del elixir. Guardar el líquido resultante en frascos oscuros ya que nos va a durar una eternidad; los que usan elixires florales saben que se ponen de dos a siete gotas del elixir en un frasco de 30 cc que previamente se ha llenado con un tercio de brandy y el resto de agua mineral de manantial.

Hay otros sistemas de elaboración más sofisticados, pero este resulta muy efectivo.

Pedro Cano

Fitoterapeuta y espagirista

www.kepherespagiria.es

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here