El cuerpo, mapa de las emociones

Las tensiones de la vida cotidiana afectan nuestro cuerpo, la terapia floral puede ser un práctico método para neutralizar sus efectos nocivos

442

El cuerpo emocional se conforma de sentimientos. Estos nos acompañan desde el nacimiento, y probablemente también en el útero. En este nivel manifestados como respuestas sensoriales al medio ambiente y a la gente. En los bebés es posible descubrir el sentimiento que responde al pañal mojado, o al hambre, como ira o frustración. Son sentimientos viscerales que se producen como respuesta a estímulos externos y a la comodidad o incomodidad. También se aprende que algunas respuestas emocionales traen recompensas, en tanto que otras conllevan castigo. Este es el proceso de socialización. Dicho proceso no conduce necesariamente a la salud emocional. De hecho, por su propia naturaleza, es un programa ajeno sobre respuestas apropiadas, el cual conduce con frecuencia a la supresión y negación de los propios y verdaderos sentimientos. La supresión y la negación siempre son insalubres, y particularmente dañinas cuando se basan en el criterio de comportamiento de otra persona (usualmente padres y maestros).

Las emociones también surgen del cuerpo y de la mente. Por ejemplo, muchos sistemas de sanación asocian la ira con el hígado. Mientras que la ira eventualmente daña al hígado, abusar de la función hepática a nivel físico, como uso excesivo de alcohol o drogas, provoca sentimientos de ira. Es una compleja danza energética entre el cuerpo físico y emocional.

Las emociones también se relacionan con el cuerpo mental. Si se experimentan pensamientos duros y críticos sobre alguien, estos pensamientos provocarán sentimientos concomitantes. Por la misma razón, al pensar cosas alegres, o llenas de amor, el cuerpo emocional se inundará de felicidad y amor.

Las huellas que producen las emociones y los pensamientos en el cuerpo físico van creando un mapa a lo largo de los años de vida, presente en el rostro, la piel, los órganos internos, los procesos fisiológicos, en la propia cristalización de pensamientos y emociones (caminos mentales y emocionales habituales), en nuestra forma de relacionarnos, y en el grado de conexión con aspectos invisibles como la propia alma y con los demás (relaciones, vínculos).

Dolores de Espalda, las emociones asociadas y cómo equilibrar su energía

Como una forma de crear un mapa simple en el que las emociones se asocian a los órganos y al malestar físico, hemos elegido la columna vertebral. Cada segmento de la columna, sea la zona cervical, dorsal o lumbar, está relacionado con síntomas orgánicos y son la representación de emociones, ideas y actitudes alojadas en la espalda.

Si sufre de contracturas, se recomienda que cualquier fórmula que seleccione incluya la Flor de Bach ROCK WATER, incluso en las cremas. Es más, del frasco concentrado, se pueden colocar unas gotas de Rock Water en los focos de dolor o vaporizar sobre la zona afectada.

La interpretación de esos malestares permitirá descubrir el mensaje subyacente. Tomar remedios florales o aplicarlos localmente en cremas y agregar aceites esenciales es una forma de tratamiento natural y eficaz.

Columna cervical

Las tensiones localizadas en determinada vértebra y a lo largo de toda la columna, pueden traer síntomas específicos. Adicionalmente a la visita médica, se pueden tomar esencias florales para el equilibrio energético y emocional o bien utilizarlas localmente según los síntomas que se presenten

Vértebras Cervicales

C-1:                                         

Afecta la cabeza, el riego sanguíneo, la glándula pituitaria, cuero cabelludo, huesos de la cara.

•Síntomas: Dolores de cabeza, mareos, vértigo, hipertensión y cansancio.

• Emociones: Miedo, ganas de escapar de los problemas, pensamientos girando todo el tiempo en la cabeza, baja estima.

• Flores de Bach: Aspen, Mimulus, Cerato, Scleranthus, Gentian, Pine, Holly, Crab Apple, Agrimony

• Aceites Esenciales: Manzanilla, Incienso, Enebro, Lavanda, Romero, Pomelo

C-2:                                           

Rige los ojos, nervio óptico y auditivo, senos paranasales, lengua y frente.

• Síntomas: Sinusitis, problemas de vista, sordera o disminución auditiva, acúfenos (silbidos en los oídos)

• Emociones: Tendencia a rechazar el conocimiento, indecisión, críticas. Desequilibrios, resentimiento.

• Flores de Bach: Cerato, Chestnut Bud, Holly, Willow, Scleranthus, Beech.

• Aceites Esenciales: Lavanda, Geranio, Sándalo, Eucalyptus, Patchouli

C-3:                                         

Rige mejillas, huesos de la cara, dientes, nervio facial.

•Síntomas: neuralgias y problemas en la piel.

•Emociones: Se culpa a sí mismo de todo. Tendencia al autocastigo.

• Flores de Bach: Pine, Chicory, Crab Apple, Scleranthus, Elm, Oak

• Aceites Esenciales: Tea Tree, Naranja, Manzanilla, Enebro, Limón, Clavo de Olor, Bergamota.

C-4:                                         

Rige la nariz, oído, boca y labios.

• Síntomas: Alergias respiratorias, catarro, sordera.

• Emociones: Culpa, enojo retenido hasta ira, oculta lo que siente y le cuesta llorar.

• Flores de Bach: Crab Apple, Pine, Willow, Agrimony, Water Violet

• Aceites Esenciales: Neroli, Cedro, Eucalyptus, Tea Tree, Melisa

Continuará…

Este trabajo se basa en las interpretaciones de Louise Hay, la Dra. Jessica Bear y aportes de investigación de la Dra. Gabriela Paz. Parte de él fue publicada en el libro «El Lenguaje Secreto del Cuerpo», de Editorial Fultena, por Dra. Gabriela Paz, Claudia Miranda y Eduardo Londner

Asesoró, Eduardo Londner
Esencias Vibracionales Londner´s
Tel: 4952-4756
elondner@londner.com.ar

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here